Caldera quiere una fundación "integradora y abierta" frente al proyecto "partidista y agresivo" de la FAES

  • El ex ministro de Trabajo encara su proyecto al frente de la fundación ideológica del PSOE asegurando que quiere "sumar, no restar" y no excluir a otros partidos ni a "figuras emblemáticas" como González o Guerra

El ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales Jesús Caldera ha afirmado hoy que contempla la creación de una gran fundación socialista "integradora, horizontal y abierta", frente a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que dirige José María Aznar, y que considera "demasiado partidista, muy escorada en un ámbito concreto" y con "un planteamiento bastante agresivo desde las definiciones ideológicas". 

Caldera subraya que en la nueva "factoría de pensamiento", que le ha encargado el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, "no va a haber conflicto de intereses" con el resto de fundaciones del PSOE porque van a trabajar "por asociación". "Nuestra idea es sumar, no restar", remacha.

En este sentido, ha indicado que "no renunciará" a figuras "tan emblemáticas" como la de los responsables de dos de ellas, Felipe González y Alfonso Guerra, y asegurado que el proyecto tendrá nombre y presidente "en poco tiempo". "Queremos un espacio para el análisis y el pensamiento con el fin de ser útiles a la sociedad española, no sólo al movimiento progresista", apostilla.

"Siempre he entendido el paso por el Gobierno como algo transitorio", recalca, antes de apuntar que ha recibido "con mucho entusiasmo" esta "apasionante" tarea. A su juicio, el nuevo cargo es "tan importante como estar en el Gobierno" y le permite tener una visión "más amplia y quizá un poco más humanista" al estudiar los problemas de ámbito mundial no sólo con su propio partido, sino con "otros espacios de pensamiento". "Hay retos de futuro que necesitan atención con una perspectiva un poco más amplia y distinta que estar en el día a día de la gobernación", argumenta.

Zaplana y Taguas

Preguntado sobre los fichajes de Eduardo Zaplana por Telefónica y de David Taguas por Seopan, la patronal de las grandes constructoras españolas, el ex ministro elude contestar, al no considerar "elegante opinar sobre compañeros". "Son decisiones personales que cada uno adopta en función de la legalidad de la situación y de su voluntad", sostiene.

Refiriéndose al anuncio de Juan Carlos Ibarra de no presentar su candidatura a la Secretaría General del PSOE en Extremadura, ha expresado tenerle "un enorme cariño" y ha hecho hincapié en que la "dignidad del pueblo extremeño estará siempre unida al nombre" del ex presidente regional porque "ha puesto la Comunidad en la modernidad". En su opinión, la decisión de Ibarra muestra "su dimensión humana al favorecer una renovación en el partido".

Finalmente, en alusión a la situación por la que atraviesa el principal partido de la oposición, el socialista ha dicho "no atreverse a aconsejarles nada porque pueden pensar que constituye una trampa", aunque, insiste en que, a su juicio, los procedimientos de decisión del liderazgo deben fundarse en la "participación democrática", tal y como "exige la sociedad española".  

Cuestionado si cree probable una catarsis generacional en el PP, tal como ocurrió en su partido tras la presentación de las candidaturas a las generales de Joaquín Almunia y José Borrell, Caldera ha respondido que "podría" ocurrir y ha recordado que aquello "no fue un debate sólo de candidatos, sino también de planteamientos, que fue una buena salida". "Deseo que resuelvan la situación en el PP", concluye. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios