Bermejo se niega a hablar de colapso en la Justicia

  • El ministro de Justicia reconoce que existen "retrasos intolerables" y anuncia que el Ministerio tiene "a punto de caramelo" un nuevo sistema de control informático.

Comentarios 12

Ni "colapso" ni "caos" en la Justicia. Pese al último informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en referencia a la situación de los juzgados de Ejecutoria en materia Penal, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, se negó a utilizar cualquiera de esos dos términos para describir la actual situación de la Administración judicial. Si que admitió "retrasos intolerables" y el "mal endémico" que entraña contar con una estructura judicial arcaico "con muchos años de antigüedad", pero anunció toda una batería de medidas para solucionarlo, entre otras, un nuevo sistema de control informático que el Ministerio tiene "a punto de caramelo".

"Me niego a hablar de colapso. Colapso existe cuando hay un cuello de botella que no deja pasar, pero no cuando se está trabajando", aseguró Bermejo durante una rueda de prensa convocada a raíz de la publicación del informe del CGPJ. El ministro, igual que hizo ayer el órgano de gobierno de los jueces, señaló que "no es correcto decir que hay 400.000 sentencias sin ejecutar", sino que es "más correcto decir que están en ejecución". Una fase que es "la más lenta de todos los procesos judiciales" por lo que, dijo, "no es anómalo que una sentencia tarde en ejecutarse años".

"Eso no significa parálisis", señaló el ministro de Justicia que, con el informe del CGPJ en la mano, aseguró que "en el año 2006 se registraron 343.431 causas nuevas mientras que se resolvieron un total de 414.497". "También en 2007 se registraron 348.597 procedimientos mientras que en ese mismo año se resolvieron 425.850", indicó, al tiempo que explicó que de las 53 medidas de refuerzo solicitadas a su Ministerio por el CGPJ, fueron respondidas de manera afirmativa 52. Por ello, Bermejo, aunque admitió el "atraso" de la Justicia española quiso hacer una llamada "al realismo".

"Heredamos una Justicia raquítica de un sistema no democrático, la cosa ha cambiado mucho, pero no es suficiente, se han hecho muchos esfuerzos, pero no es suficiente", aseguró el ministro, que consideró la situación actual de la Administración de la Justicia un "mal endémico con muchos años de antigüedad" y que "el problema está en las estructuras". Así, Bermejo expresó la "enorme voluntad del Gobierno" de solucionar el problema y "contar con todos los grupos que comparten el mismo interés", sin cerrar la puerta a un gran pacto de Estado al respecto, siempre que, de hacerse, se haga "entre todos".

A continuación, el ministro anunció toda una serie de medidas que el Gobierno pondrá en marcha para paliar "la necesidad de modernizar la Justicia". Como "medidas a corto plazo", hizo referencia a "dotar de un secretario judicial a todos los juzgados de Ejecutorias que sean necesarios", "adelantar la puesta en marcha de algunos juzgados penales previstos para 2008 como por ejemplo en Valencia, Orihuela y Zaragoza, que entrarán inmediatamente en funcionamiento", así como "la puesta en marcha de 15 nuevos juzgados de lo Penal", medidas que irán en paralelo al despliegue de la Oficina Judicial y la creación de la Secretaría General de Modernización.

Valoró que "la Administración no puede seguir con el sistema de control de Ejecutorias actual, es necesario un sistema de control informático". En ese sentido, anunció que el Ministerio "tiene ya desde hace tiempo" un nuevo sistema de aplicación procesal que se llama Minerva NOJ (Nueva Oficina Judicial) y que "está ya a punto de caramelo". "Su primera experiencia piloto tendrá lugar el próximo 19 de mayo en Murcia después de muchos meses de trabajo", añadió.  

"Les anuncio que tenemos ya muy avanzado la multifusión del registro central de penados y rebeldes al que le vamos a añadir en su nueva versión, que confió tener presentable a finales de este año, el registro de medidas cautelares, el de requisitorias y el de sentencias no firmes", anunció Bermejo, quien explicó que "antes sólo se podía saber si una persona estaba condenada pero ahora se va a poder saber si una persona tenía aplicada una medida cautelar en otro juzgado". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios