Barreda aprecia un "claro gesto de distanciamiento" del PSC con el PSOE

  • Los socialistas catalanes aclaran que no buscan alejarse del partido sino que se apoyen sus decisiones

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, dijo ayer que aprecia un cierto distanciamiento del PSC con el PSOE y pidió a sus compañeros catalanes que sean "sobre todo socialistas y después catalanistas", pero "nunca nacionalistas".

El PSC "ha hecho ya un gesto de distanciamiento muy claro" con el PSOE al haber acordado con otros grupos en el Parlamento catalán una resolución para pedir la renovación del Tribunal Constitucional (TC) antes de que dictamine sobre el Estatut de Cataluña, explicó.

"Guste o no guste" hay que acatar la composición y legitimidad de los tribunales en cada momento, dijo Barreda antes de subrayar la "delicada" situación que se está produciendo en el TC.

Por su parte, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, aclaró ayer que el objetivo del PSC no es separarse del PSOE como algunos piensan, sino que los socialistas españoles apoyen a los catalanes en sus decisiones.

También el secretario general de los socialistas catalanes y presidente de la Generalitat, José Montilla, trató de suavizar la visión de Barreda y aseguró que invitarán como siempre al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a participar en la campaña electoral del PSC para las elecciones catalanas.

Montilla recibió ayer las excusas del jefe de campaña del PSC, Jaume Collboni, por unas declaraciones que "han estado interpretadas como un rechazo del PSC a contar con la presencia de Zapatero en la campaña electoral", ya que ayer consideró que "no es lo más prudente del mundo" que Zapatero se desplace ahora a Cataluña para apoyar a los socialistas catalanes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios