Ballestero dice que el PP necesita "un impulso" sin aclarar quién debe dárselo

  • El diputado toledano convoca una decepcionante rueda de prensa en el Congreso

La crisis precongresual que sufre el PP vivió ayer media hora memorable. El diputado toledano Alejandro Ballestero convocó por sorpresa a los periodistas para hacer unas importantes declaraciones públicas. Dado que su despacho en el Congreso no estaba a la altura de la expectación creada, su señoría se trasladó con toda la canalla periodística, que rozaba la cincuentena, a una sala de reuniones de la Cámara baja.

En ese ir y venir, muchos informadores estaban convencidos de que Ballestero se presentaría como el ZP que un grupo de diputados, descolgados del proceso de renovación emprendido por Rajoy, andaba buscando. Pero, para sorpresa de todos, el toledano no era el elegido. Montó la que montó para declarar nada. O mejor dicho, bien poco. Defendió la necesidad de democracia interna en el seno del PP, y la potenciación del diálogo en los órganos del partido. En un alarde de no se sabe muy bien qué, dijo que el PP necesitaba "un nuevo impulso", y apeló a los silencios clamorosos de destacados militantes populares para explicar que Rajoy, de liderazgo está regular o no. A las preguntas que se le formularon respondió de forma ecléctica en unas ocasiones y contradictoria en otras. Todo muy medido.

A duras penas se le arrancó que había intentado transmitirle su opinión al presidente del PP, pero con escaso éxito. Con el mismo esfuerzo se le obligó a defender una especie de alternativa que, es de suponer, representan él y otros diputados. Total, logró su media hora de gloria, a pesar de que no supo o no quiso explicarse. Mientras no se aclare, este toledano seguirá siendo aquel diputado que en un canutazo en la Cámara baja dijo públicamente que "los valores de Operación Triunfo son los del PP", y nunca pisó Eurovisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios