Asociaciones de inmigrantes preparan su primera manifestación contra el programa del PP

  • Denuncian que Rajoy está "alimentando el racismo y la xenofobia" para "conseguir votos".

Comentarios 15

Plataformas y asociaciones de inmigrantes de toda España están llamadas a manifestarse el próximo 23 de febrero en distintas capitales españolas para reivindicar sus "derechos como personas" y protestar por las iniciativas del Partido Popular en materia de política migratoria, como el 'contrato de integración' anunciado por Rajoy, según informaron a Europa Press fuentes de distintos colectivos.

Las marchas, actos de protesta y concentraciones tendrán lugar el 23 febrero a las siete de la tarde de forma simultánea en una docena de localizaciones españolas entre las que se incluyen Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Granada, Canarias, País Vasco o Asturias. Asimismo, se desarrollarán "muchas actividades culturales", con comidas típicas y bailes regionales procedentes de distintos países del mundo "para decirle a la sociedad española que nosotros no sólo somos mano de obra, que somos personas con una cultura, en muchos casos, milenaria", explicaron las mismas fuentes.

Según declaró a Europa Press el presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados (Ferine), Esteban Cancelado, "todo se ha vuelto una locura". En opinión de los colectivos a los que representa su organización, "estando en época de elecciones, parece que lo importante es captar el voto de quienes están contra la inmigración alimentando el racismo y la xenofobia".

Desde que se hiciera pública la propuesta de Rajoy para que los inmigrantes que quieran residir más de un año en España firmen un 'contrato de integración' comprometiendo el respeto a "las costumbres españolas", las asociaciones han salido al paso en numerosas ocasiones para criticar lo que consideran una "visión utilitarista de las personas" y una "violación" de sus derechos "como individuos".

Así, la coordinadora nacional de ecuatorianos en España (CONADEE), denunció que la propuesta "dejaría en manos del empleador la suerte del inmigrante" al proporcionarle "un arma muy poderosa de chantaje": que deberá "regresar a su país si durante un tiempo no logra encontrar empleo", y afirmó que la iniciativa 'popular' "suena a utilización".

La Asociacion de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España y la propia Ferine, junto al Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR), ponen el acento en denunciar que la propuesta "equipara delincuencia e inmigración e inmigración con paro" y "utiliza los derechos como moneda de cambio".

En paralelo, siete entidades de representación de inmigrantes han promovido un manifiesto que, en siete puntos, resume las impresiones del colectivo sobre la iniciativa del PP: "hace un flaco favor" y "dibuja una sociedad que no reconoce derechos a los trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios