Terrorismo

Asesinado un guardia civil y heridos otros cuatro por un coche bomba en Álava

  • La explosión tuvo lugar poco antes de las 03:00 en la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava). El fallecido, Juan Manuel Piñuel, natural de Melilla, vivía en Málaga, estaba casado y tenía un hijo.

Comentarios 166

El guardia civil Juan Manuel Piñuel ha sido asesinado y otros cuatro han resultado heridos por la explosión de un coche bomba ocurrida poco antes de las tres de la madrugada contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava), informaron fuentes de la Ertzaintza y de la lucha antiterrorista.

El coche bomba, al parecer una furgoneta, estaba colocado a la puerta del cuartel, situado al borde de la carretera N-240, a la entrada del pueblo. Ha explosionado, sin previo aviso, a las tres menos dos minutos de la mañana.

Juan Manuel Piñuel era de Melilla, estaba casado y tenía un hijo. En el momento de la explosión se encontraba en el pequeño edificio del cuerpo de guardia, anexo al edificio principal, que ha quedado destruido. El juez de guardia ha ordenado ya el levantamiento del cadáver.

Además, la explosión ha producido en un primer momento un desaparecido, el sargento del cuartel, que ha sido rescatado con vida de entre los escombros dos horas después. Según las primeras informaciones, su estado es grave, le han estabilizado en el lugar y le han trasladado al hospital.

Además, ha habido otros tres heridos, también agentes, dos mujeres y un hombre, que han sido trasladados a los hospitales de Santiago y Txagorritxu, en Vitoria, con heridas en las piernas y en el abdomen. En principio no se teme por su vida.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está siendo permanentemente informado por el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

La Ertzaintza (policía vasca) ha desplazado al lugar numerosas patrullas, un equipo de rescate en montaña y otro de perros entrenados en la búsqueda de personas, cortando además los acceso por carretera al pueblo. Pasadas las seis de la mañana ha dado por finalizada la operación de rescate.

El coche en el que presuntamente huyeron los terroristas ha sido encontrado en Abadiño (Vizcaya), lo que hace suponer que huyeron a través del puerto de Urkiola, que comunica Vizcaya y Álava, con Legutiano por un lado y Abadiño por el otro.

Está siendo examinado por la policía para descartar que contenga algún tipo de explosivo trampa.

El alcalde de Legutiano, Pedro Berriozabal (Eusko Alkartasuna), tiene previsto convocar hoy mismo un pleno extraordinario del Ayuntamiento para condenar el atentado perpetrado esta madrugada contra la casa cuartel de la Guardia Civil de la localidad.

Legutiano (Villarreal en castellano) es una localidad de 1.600 habitantes situada al norte de Vitoria, a quince kilómetros de la capital.

Los cuatro heridos están fuera de peligro

Los cuatro heridos, dos hombres y dos mujeres, han sido trasladados a los hospitales de Santiago y Txagorritxu, en Vitoria.

El más grave, A.M.G., se encuentra internado en la Unidad de Cuidados Intensivos de Txagorritxu, con una pequeña hemorragia intraabdominal y politraumatismos diversos. Su pronóstico es reservado y ha queda ingresado en la UCI para ver su evolución, pero está consciente, se puede hablar con él y no se teme por su vida.

La mujer que ha llegado a Txagorritxu, P.O.C., presentaba traumatismos y erosiones leves y ya ha sido dada de alta.

En Santiago se encuentran ingresados otro hombre y otra mujer. El varón, F.J.C.F., de 41 años, presenta un síndrome de aplastamiento, neumotórax y hemotórax izquierdo.

También sufre una fractura vertebral, policontusiones y erosiones múltiples, con pronóstico reservado, por lo que ha quedado ingresado en planta.

La mujer, E.M.C., de 34 años, presenta policontusiones y erosiones múltiples, así como una herida en la pierna izquierda. Ha quedado ingresada con pronóstico leve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios