Arrestados dos de los jóvenes que presuntamente intentó agredir a San Gil

  • Son alumnos de la Universidad de Santiago de Compostela y militantes de una asociación independentista.

Comentarios 3

Los exaltados que el pasado martes protagonizaron en la Universidad de Santiago de Compostela el lamentable intento de agresión contra la presidenta del PP vasco, María San Gil, no se irán de rositas. La Policía detuvo a Santiago Barros Miñones y a Sergio Piñeiro, dos de los siete estudiantes que fueron identificados durante los incidentes. Barros Miñones es estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago mientras que Piñeiro estudia económicas también en este centro. Los dos son miembros de AGIR, una organización estudiantil de la izquierda independentista.

Las primeras detenciones se producen después de que el decanato de la Facultad de Económicas haya elaborado un informe que ha enviado a la Policía en que identifica a siete alumnos que participaron en el intento de agresión que sufrió San Gil cuando acudió a la Facultad de Santiago a pronunciar una conferencia. Entre los estudiantes identificados hay seis chicos y una chica, dos de ellos estudian Derecho, dos Ciencias Políticas, uno Periodismo, otro Económicas y otro Historia. 

Según el informe del Decanato de Económicas, al menos tres de estos alumnos de la Universidad de Santiago identificados tienen una vinculación clara con la organización AGIR. De hecho los dos detenidos formaban parte de esta asociación estudiantil que, a través de un comunicado difundido en su web oficial, confirmó la detención de los dos estudiantes "después de varios días de una intensa campaña de intoxicación mediática" y convocó una concentración para protestar por los arrestos.

"Seguro que en las próximas horas serán más los estudiantes detenidos después de ser identificados por Cancelo (la decana de la Facultad) y sus secuaces", señala el comunicado, en el que AGIR avisa que "las medidas represivas" no les van a "frenar".

Y a estas detenciones les seguirán las del resto de jóvenes identificados por la Universidad. Así al menos lo anunció l delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, que también confirmó que "hay bastantes identificados". En todo caso, puntualizó que, antes de nada, "habrá que ver qué grado de participación" tienen los arrestados.

Ameijeiras subrayó que la Policía "ya detectó el riesgo de que hubiera boicot" antes de que sucedieran los hechos y dispuso ocho agentes de paisano para colaborar con los escoltas de San Gil dentro de la Facultad de Económicas ante la sospecha de que se registrasen incidentes, y desplazaron otros efectivos que se apostaron en el exterior del recinto. Además, aseguró que su actuación "fue eficaz" ya que la presidenta del PP vasco "no sufrió agresiones" y únicamente uno de los escoltas sufrió una lesión en la mano. "Fueron controlados", sentenció.

En protesta por estas detenciones, alrededor de un centenar de jóvenes se manifestaron por las calles compostelanas. La marcha se desarrolló en un tenso ambiente con los más de una docena de policías nacionales vigilando el desarrollo de la protesta y, aunque se registró algún enfrentamiento entre agentes y manifestantes, no se produjeron altercados de gravedad. Los jóvenes portaban dos pancartas escritas en gallego portugués en las que puede leerse 'Stop a la represión contra el estudiantado' y 'No a la criminalización del estudiantado', una de ellas firmada por la organización estudiantil independentista AGIR. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios