Arranca la presidencia española de la UE con el reto de frenar la crisis

  • El clásico izado de banderas da el pistoletazo de salida al mandato español, que se extenderá hasta el mes de junio · El secretario de Estado de la UE afirma que será "una presidencia cercana a la gente"

Con el izado de la bandera española y la europea ante la sede de las instituciones comunitarias en Madrid se inauguró ayer oficialmente la presidencia de turno de la UE. Durante los próximos seis meses, España asumirá por cuarta vez en su historia la presidencia de la Unión con el reto de afianzar la salida de la crisis y de diseñar un plan económico que sea capaz de generar crecimiento y empleo los próximos diez años. Otra de las grandes prioridades del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero será la de avanzar en la creación de un gobierno económico de la UE.

Se trata de la primera presidencia de la UE tras la aprobación del Tratado de Lisboa, por lo Zapatero tendrá que compartir responsabilidades con el presidente estable del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy.

El secretario de Estado de la UE, Diego López Garrido, fue el encargado de elevar a lo más alto la bandera española, en un nuevo mástil instalado a la entrada del edificio de las instituciones europeas en Madrid, que ondeará durante este semestre junto a la europea y las de los demás países de la UE. López Garrido estuvo acompañado de varios embajadores de países de la UE y de los directores de la Oficina de Información del Parlamento Europeo, Ignacio Samper, y de la Representación en España de la Comisión Europea, Francisco Fonseca.

El secretario de Estado aprovechó para informar a ambos dirigentes de las prioridades del semestre español y de las medidas que se impulsarán en los primeros días de mandato. En declaraciones a los periodistas, López Garrido garantizó que una de las metas será "demostrar a los ciudadanos que Europa actúa y que actúa rápido" para poner remedio a sus problemas cotidianos.

"España va a cifrar su éxito en que los ciudadanos se vean reflejados en esos objetivos. Será una presidencia cercana a la gente", comentó.

La semana pasada, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, presentó los objetivos de la presidencia española, entre los que destacó la puesta en marcha de una estrategia común para modernizar la economía, garantizar la seguridad energética, la lucha contra el cambio climático, potenciar la presencia internacional de la UE, fomentar las políticas para la igualdad de género y la lucha contra la violencia machista. Otros de los retos de este semestre será el de impulsar la ciudadanía europea potenciando los derechos sociales y reforzar la política de seguridad interior.

Para Zapatero, la prioridad en política económica, al margen de la lucha contra la crisis, es avanzar en la creación de un auténtico gobierno económico de la UE y, especialmente, de la Eurozona. Se trata de reforzar la cooperación de los países que comparten la moneda única para superar la asimetría que provoca la existencia de una política monetaria común frente a 16 políticas económicas distintas.

España afronta la presidencia con "el mejor entusiasmo", según Zapatero, para sacar a Europa de la crisis económica y hacer que los ciudadanos se sientan más identificados con el proyecto europeo. Así consta en el mensaje institucional divulgado en la página web oficial de la presidencia española.

Horas después del izado de la bandera, el Gobierno ofreció una cena de gala en el Teatro Real a la que asistieron los Reyes, los Príncipes de Asturias, el propio Zapatero, casi todos sus ministros, el nuevo presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, el de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el de la Eurocámara, Jerzy Buzek, entre otras personalidades.

España marcó el inicio de su presidencia con un espectáculo de danza clásica y flamenco, que muchos madrileños pudieron seguir en la Puerta del Sol y en la Plaza de Colón a través de pantallas gigantes. El jefe del Ejecutivo ofreció a los cientos de invitados un cóctel en el que se sirvieron productos típicos y caldos españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios