Aragón recurrirá el 'minitrasvase' a Barcelona ante el Constitucional

  • Exige a la Generalitat que admita que se ha superado la emergencia por la sequía

El Ejecutivo de Aragón anunció ayer que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra el artículo 3 del decreto ley que regula la compra de derechos del agua para el trasvase a Barcelona al considerar que contradice el Estatuto aragonés. Pidió además al Gobierno que derogue el decreto de forma inmediata y a la Generalitat que reconozca que se ha superado la situación de emergencia por la sequía.

El vicepresidente aragonés, José Ángel Biel, especificó que el artículo 3 autoriza la compraventa de derechos de uso de agua a los usuarios de la cuenca del Ebro sin solicitar un informe preceptivo al Ejecutivo autonómico, como ordena su Estatuto, lo que haría inconstitucional la norma. El resto del decreto no será recurrido. Según Biel, el artículo "es la piedra angular en lo que a los derechos de Aragón se refiere", ya que "permite una transferencia de aguas de la cuenca del Ebro a Barcelona que afecta a Aragón".

El recurso de inconstitucionalidad puede interponerse hasta el 22 de julio y el plazo de resolución oscila entre cuatro y cinco años. Biel admitió que cuando se presenta un recurso no basta con las razones "políticas o sentimentales", sino que es necesario realizar argumentaciones jurídicas. "No basta con oponerse", dijo. El Consejo de Gobierno de Aragón requiere al tripartito catalán que reconozca, formalmente, que se ha superado la situación de emergencia, ya que los cinco embalses que abastecen a Barcelona y su entorno tienen, desde el miércoles, 180 hectómetros cúbicos de agua potable almacenada y además, la previsión de lluvias en la región vecina se prolongará hasta el próximo domingo.

Al respecto, José Ángel Biel recordó cómo el consejero catalán de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, animó a llenar las piscinas de Barcelona aunque a la vez continúe la demanda del trasvase [en realidad, el tripartito El gobierno catalán acordó por la tarde modificará el decreto de sequía y mantener así la prohibición de llenar piscinas y regar jardines]. "Entendemos que ya no se dan las circunstancias de extrema necesidad", prosiguió Biel, quien urgió al Gobierno central a cumplir el decreto, una de cuyas disposiciones finales lo considera agotado si desaparece la sequía. El vicepresidente señaló que en Aragón hay más de 180 municipios con verdaderos problemas de abastecimiento de agua de boca.

"Se tendrán que parar las obras" por requerimiento judicial, continuó Biel. El Gobierno autónomo esperará la respuesta de la Generalitat durante unos 15 días, y en caso de no obtener respuesta o recibir una contestación negativa, podrá acudir a la Justicia ordinaria para frenar las obras. Asimismo, podría pedir al juez la adopción de medidas cautelares para obtener la no ejecución de las obras de construcción de la tubería que abastecerá a Barcelona. Biel pidió la ejecución de la reserva hídrica de 6.550 hectómetros cúbicos para Aragón, como prevé su Estatuto, y que se encomienden a la comunidad las obras hidráulicas pendientes. "Parece que esto interesa menos porque tiene menos pasión", dijo el portavoz del Ejecutivo, quien añadió que "no se puede tratar el tema hidráulico en Aragón con este Estatuto como hace 30 ó 100 años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios