Aragón cuestiona el trasvase a Barcelona tras las últimas lluvias

  • Iglesias exigirá la anulación del envío de agua a Cataluña si la meteorología acaba con la situación de emergencia

Comentarios 2

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, aseguró ayer que su Gobierno exigirá el cumplimiento del Real Decreto-Ley que regula el abastecimiento de agua a Barcelona y, por tanto, la anulación del trasvase de agua desde Tarragona si la situación de emergencia desaparece como consecuencia de las últimas lluvias, que han permitido que los pantanos del sistema Ter-Llobregat hayan superado ya el límite fijado dentro del nivel de excepcionalidad que restringe el uso de agua potable para regar y llenar piscinas.

El presidente aragonés recordó que el Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el 18 de abril, con el que autorizaba el trasvase, ya fue convalidado y se convirtió en Ley, que se tendrá que cumplir en todos sus extremos, también en lo relativo a la paralización del trasvase. Al respecto, Iglesias dijo desconocer cuál es el umbral a partir del cuál se considera anulada la situación de emergencia hidráulica en Barcelona y su entorno y recordó que el Decreto autoriza el trasvase mientras se mantenga la emergencia y hasta que no se ponga en marcha la desaladora del Prat de Llobregat. Iglesias ha encargado que se haga un seguimiento, con "precisión", sobre la situación de emergencia.

Por su parte, el vicepresidente del Ejecutivo de Aragón, José Ángel Biel, aseguró que las obras ya no son urgentes tras las lluvias de los últimos días en Cataluña. En esta línea, bromeó en declaraciones a los medios de comunicación con que "la divina providencia acaba resolviendo todos los problemas".

La Chunta Aragonesista (CHA) criticó ayer los "vaivenes" del presidente de Aragón respecto al trasvase de agua del río Ebro a Barcelona. Para CHA, Iglesias sufre "inconsistencia política y desconcierto ante qué hacer: si defender los intereses de su país o los de su partido". "Se las está viendo y deseando para salir del atolladero en el que se metió, contra los intereses de Aragón y sus propios compromisos electorales, cuando se puso del lado de los instigadores de este trasvase del Ebro a Barcelona", afirmó la presidenta Nacional de CHA, Nieves Ibeas.

"Las lluvias han hecho aún más evidente lo que ya estaba claro para la gran mayoría de los aragoneses: que no había ninguna razón para apoyar este trasvase y que la supuesta situación de emergencia en Barcelona era una mera excusa para hacer un trasvase permanente", señaló Ibeas.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, incidió ayer en la polémica advirtiendo que el trasvase a Barcelona vulnera el Estatuto, pues éste determina que el paso de los ríos por las comunidades son competencia de las mismas. Por ello, sugirió al Gobierno aragonés que presente un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto que autoriza el trasvase.

La Agrupación Parlamentaria de Izquierda Unida en las Cortes de Aragón, a través de su diputado Adolfo Barrena, registró ayer una Proposición no de Ley sobre la retirada del actual Decreto Ley que autoriza la ampliación hasta Barcelona del trasvase del Ebro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios