Aguirre asegura que su encuentro del sábado con Rajoy fue "magníficamente bien"

  • Pizarro justifica su silencio alegando que "un recién llegado no puede opinar sobre los elementos del partido".

Comentarios 1

El pasado fin de semana, justo a una semana vista para el Congreso Nacional el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se reunieron en una comida en la que a buen seguro intentaron limar todas las asperezas de cara a la cita clave de Valencia. Un encuentro que, según la propia Aguirre, fue "magníficamente bien" y en el que quedó claro que ahora es el momento de construir un PP fuerte que sea "alternativa" en España. El que también apreció en en escena fue Manuel Pizarro. Totalmente desaparecido tras la derrota electoral, el que fuera fichaje estrella de Rajoy para la campaña del 9-M señaló que su silencio se debe a que, por "educación" y "respeto", "un recién llegado" como él no puede opinar sobre los elementos del partido.

Tras comer con Rajoy el pasado sábado, un encuentro en el que no se determinó si la responsable del Ejecutivo madrileño iba a tener alguna responsabilidad en el futuro equipo de Rajoy (aunque, al ser presidenta del PP de Madrid, tiene un puesto fijo en el Comité Ejecutivo), Aguirre señaló que todos en el partido están en la idea "de construir una alternativa para que, de verdad, España pueda salir de esta crisis que en este momento tiene".

"Magníficamente bien" y "muy bien" eran las únicas expresiones que salían de la boca de la presidenta de Madrid al ser interrogada por su comida con el líder del PP. Aguirre confirmó que la Directiva del PP de Madrid se reúne mañana pero matizó eso no significa que los miembros de este órgano vayan a hacer público formalmente su voto a favor de Mariano Rajoy para el Congreso Nacional de este fin de semana en Valencia. 

"La directiva se reúne mañana pero no para decirles a los compromisarios lo que tienen que hacer", apunto la presidenta, que aseguró que los compromisarios "son libres" y  ellos "individualmente sabrán lo que tienen que hacer". "En estos momentos hay un solo candidato, por lo tanto, ese aspecto está clarísimo", continuó Aguirre, al tiempo que destacó que lo que sí hará la Directiva del PP de Madrid mañana es "impulsar que (los compromisarios) participen en todas las ponencias, en todas las enmiendas, que las debatan y que se discutan".

Precisamente la participación de "todos los militantes" es lo que hará que de la cita de Valencia salga un PP "unido, fortalecido, con ilusión y con un programa interesante por delante". Así lo aseguró Manuel Pizarro, que reapareció a en la semana precongresual y para expresar su esperanza en que tras la cita de este fin de semana salga "un liderazgo renovado", aunque no aclaró si cree que el presidente que surja de este congreso deberá ser el cabeza electoral para 2012. 

"Ahora se elige un líder, que lo normal es que sea el que ya es, que es el que se presenta, con todo el partido detrás", afirmó el que fuera número dos de Rajoy en la lista del PP al Congreso por Madrid, que también justificó su silencio, a pesar de la convulsión interna vivida en el PP tras la derrota electoral, en la "educación" y "respeto" que todo 'novato' debe tener. 

"Un recién llegado lo que no puede hacer es intentar opinar sobre los elementos del partido", afirmó Pizarro que, interrogado sobre su futuro, señaló que continuará como diputado, ya que tiene "un compromiso con la gente de Madrid" y además está "disfrutando mucho" con esta labor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios