Aguirre y San Gil dan la espalda a Rajoy en la 'foto de familia' popular

  • Quince responsables autonómicos del partido respaldan a su presidente.

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, se citó en Valladolid con 15 responsables autonómicos del partido, 12 presidentes y tres secretarios regionales, en un acto con el que mostrar la cohesión popular. Inevitablemente, la jornada se vio marcada por las ausencias de las presidentas del PP en Madrid y el País Vasco, Esperanza Aguirre y María San Gil, respectivamente.

El acto de 'hermandad' popular tuvo lugar en el Auditorio de la Feria de Muestras de Valladolid, la misma ciudad que ya acogió a principios de este año la presentación de los cabezas de lista para las elecciones generales del 9 de marzo.

Asistieron los presidentes regionales de Murcia (Ramón Luis Valcárcel), Melilla (Arturo Esteban, también en representación de Ceuta), Cantabria (Juan Ignacio Diego), Asturias (Ovidio Sánchez), Cataluña (Daniel Sirera), Canarias (José Manuel Soria), Aragón (Gustavo Alcalde), Baleares (Rosa Estarás), Galicia (Alberto Núñez Feijóo), Andalucía (Javier Arenas), Valencia (Francisco Camps) y Castilla y León (Juan Vicente Herrera).

También intervinieron el presidente provincial de Valladolid, Tomás Villanueva y los portavoces parlamentarios del Congreso y del Senado, Soraya Sáenz de Santamaría y Pío García Escudero.

El presidente de Extremadura, Carlos Floriano, no pudo asistir por motivos personales y así se lo trasladó él mismo al propio Mariano Rajoy. En su nombre intervino en el acto de Valladolid el secretario regional, César Díez Solís. También Castilla-La Mancha y La Rioja enviaron a sus secretarios regionales, Vicente Tirado y Carlos Cuevas, respectivamente, puesto que Dolores de Cospedal acudirá mañana a los actos con motivo del Día de Castilla-La Mancha y Pedro Sanz participará en la Asamblea de Regiones Vitícolas de Europa en Reims (Francia).

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no acudió a la cita porque tenía "compromisos familiares", según se informó, y tampoco designó ningún sustituto que hablara en su nombre. Lo mismo ocurrió con el País Vasco, ya que no se envió ningún representante de María San Gil, quien ayer por la tarde aún no había recibido invitación para acudir a esta cita de Valladolid, informaron fuentes del PP vasco. No obstante, sí acudieron dirigentes de las tres provincias, entre ellos, el ex alcalde de Vitoria y diputado, Alfonso Alonso, así como el secretario general de Álava, Iñigo Oyarzábal, aunque ninguno subió a la tribuna de oradores.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, llegó al auditorio por la mañana ante una gran expectación. Tras saludar a los miembros del partido que se encontró a su paso, y rodeado de cámaras, bajó las escaleras del restaurante El Montico, situado en el interior de la Feria de Muestras, lugar donde se celebró el encuentro y donde le esperaban los dirigentes autonómicos para una primera toma de contacto antes de la 'foto de familia'. Tras esto, todos los dirigentes populares tuvieron palabras de aliento para su líder.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas consideró que el cónclave va a "fortalecer" el proyecto del partido, habló de su "amigo" Rajoy, al que, según dijo, "le duele el PP" y definió como un "buen compañero", un líder "hecho de abajo a arriba". El presidente del PP valenciano, Francisco Camps, hizo un breve discurso en el que coincidió con los demás en que el Congreso servirá para que el PP salga "reforzado", antes de afirmar que el proyecto nacional que defiende el partido está "excepcionalmente liderado por Mariano Rajoy", el "mejor líder posible".

En nombre del presidente de La Rioja tomó la palabra Carlos Cuevas, quien expresó su deseo de que Rajoy siga siendo el presidente del partido El presidente del PP catalán, Daniel Sirera, recordó el esfuerzo que todos los dirigentes del PP hicieron hace unos meses para explicar a los ciudadanos que con Rajoy "es posible" -lema de la campaña electoral-, algo que, según recalcó, siguen sosteniendo la mayoría de los cargos 'populares'. El canario José Manuel Soria coincidió con los anteriores al asegurar que la persona que "mejor puede encarnar y liderar" la defensa de los principios del PP es Mariano Rajoy. 

En su turno, el presidente del PP de Murcia, Ramón Luis Valcarce, trasladó su apoyo y el de todos los compromisarios de su comunidad a Rajoy, antes de que el secretario regional del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, excusara la ausencia de la presidenta, María Dolores de Cospedal, para reiterar su apoyo a Rajoy. El presidente regional de Melilla, Arturo Esteban, reconoció los "tiempos difíciles" por los que ha pasado el partido desde 2004, aunque recordó que el 9 de marzo se alzó con los resultados "más importantes" de su historia y que ahora debe "trabajar duro" para satisfacer las expectativas de los ciudadanos.

Esteban cedió el uso del atril al secretario regional del PP de Extremadura, César Díez, quien consideró que del actual "ejercicio de responsabilidad" saldrá "un PP fortalecido". Para el presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, la "solidez" del liderazgo y la "claridad y transparencia" de los principios de Rajoy convierten al PP en el "mejor garante de la España constitucional". Por su parte el presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, resaltó la "serenidad" y el "mucho silencio" existente tanto en el partido como en las bases.

El presidente regional de Aragón, Gustavo Alcalde, calificó de "barbaridad" el prescindir del "bagaje" de Rajoy para empezar "de cero" y en similares términos se pronunció la líder balear, Rosa Estarás, quien trasladó en primer término el apoyo del PP regional al actual presidente, "el mejor líder que puede tener el PP". A su vez, el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, atribuyó al "sentido común" la reelección de Mariano Rajoy. 

La última intervención, que dio paso a la de Mariano Rajoy, estuvo protagonizada por el presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien de nuevo apostó por no mirar "fijamente" a las elecciones del año 2012 y por dejar de "mirarse el ombligo" para afrontar un reto, el del Congreso, en el que el PP regional dará todo su apoyo a Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios