Antonio Escohotado. Filósofo

"Los principales carcas son los comunistas"

El filósofo Antonio Escohotado. / VÍCTOR RODRÍGUEZ El filósofo Antonio Escohotado. / VÍCTOR RODRÍGUEZ

El filósofo Antonio Escohotado. / VÍCTOR RODRÍGUEZ / víctor rodríguez

Comentarios 1

-Muchos amigos me dicen que es usted un genio.

-Bueno, bueno... No comment!

-[Tose] ¿No va al médico?

-Desde hace 60 años, no [da una calada a su cigarrillo].

-No le gusta que le pregunten por las drogas. ¿Somos muy pesados?

-Bueno, el tema es un poco pesadito, pero ¿qué le vamos a hacer?

"Al fin empieza a verse el hilo de Ariadna en Cataluña, lo que nos conduce a salir del laberinto ibérico"

-¿Soy un triste si nunca me he drogado?

-Hombre, no sé, quizás es que tiene un poco de miedo de usted mismo.

-¿Entiende esta vida sin estudio?

-Nada. La verdad es que descubrí que estudiar es un verbo que lo conjuga todo, nos saca de la ignorancia, nos cura del aburrimiento, nos relaciona con los demás y, sobre todo, nos independiza del ombligo, que nos tiene víctimas una y otra vez.

-Pero hasta Fausto se cansó de saber...

-Pues no es mi caso [risas].

-¿Qué es ser filósofo?

-Es interesarse por la naturaleza de las cosas.

-¿Le divierte enfurecer a los demás con sus opiniones?

-A veces sí, pero no es tanto que me divierta... La ventaja de la libertad y el conocimiento sobre lo impuesto es la elocuencia. Esos opuestos sin carcelero y sin censor no van a ninguna parte. Y ahí está la ironía, la broma, la gracia del pensamiento. Sí, sí, tú quieres mandar mucho, ¿verdad? Pero no sabes explicarte. Ya Heráclito decía en uno de sus fragmentos que como no saben escuchar, no saben hablar.

-¿España tiene arreglo?

-Muchos. Está muy bien encaminada ahora con lo que ha pasado en Cataluña. Se ha invertido la situación y se han abierto cauces muy prometedores de convivencia y de mejora.

-Pero las elecciones no parecen haber solucionado nada. Sigue el lío.

-Para nada. Al fin empieza a verse el hilo de Ariadna, lo que nos conduce para salir del laberinto ibérico.

-¿Cómo explica que un pueblo de comerciantes como el catalán haya llegado a este provincianismo?

-Pues ahí está. Siempre hay unos brotes de irracionalidad que parecen que se van a llevar el gato al agua, como pasó con Lenin o Hitler o Maduro, pero... Dejémoslo ahí.

-¿Reconoce oficialmente la república de Tabarnia?

-Sí, es graciosísimo. El intento disparatado e ilegal de declarar la república catalana ha permitido el intento razonable y legal de crear Tabarnia.

-¿Cómo se pasa de flirtear con el comunismo a ser un pilar del liberalismo?

-Espontáneamente, fluidamente. Yo me sigo considerando de izquierdas. A mí me parece que los carcas son energúmenos. Lo que pasa es que estaba por ver, ahora ya se ve muy claramente, que los principales carcas son los comunistas.

-¿Y dónde quedan las acusaciones de traidor?

-Bueno, al que le guste eso... Unos me llamarán traidor, otro me llamarán converso... Creo que les aprovecharía más el tiempo, pues no sé, informándose de las cosas que, gracias al estudio, he conseguido descubrir.

-¿Se ha despeñado el proyecto de Pablo Iglesias?

-Me parece que sí. Va caminando hacia atrás como el cangrejo, pobrecito.

-¿Es peor el populismo de izquierdas o el de derechas?

-Son muy parecidos. Lo que pasa es que esta palabra es un cajón desastre. No sé si me gusta. Es como hablar de izquierdas y derechas, que son ya categorías periclitadas. La izquierda nació por una circunstancia meramente geográfica de la Asamblea Nacional Francesa, le tocó estar a la izquierda a Robespierre y a un grupo de radicales. Y bueno, se ha ido disolviendo poco a poco, porque la tendencia universal es el centro, es decir, el término medio: Aristóteles, ¡cómo no!

-Un pronóstico: ¿será Albert Rivera presidente?

-Así lo espero.

-¿No tendremos más años de Rajoy?

-Creo y espero que Rivera sea presidente.

-Los enemigos del comercio, su última gran obra, ¿es su defensa del capitalismo o la denuncia del comunismo?

-Ni lo uno ni lo otro. Necesitaba saber, contextualizar, una saga, una historia concreta, la del movimiento comunista. Tenía que saber los detalles porque estaban sesgados, omitidos. Ahora en gran medida he conseguido aclararlos. Y estoy muy contento porque la historia habla por sí sola. Las conclusiones las tiene que sacar el lector.

-Se llevó 17 años sin descansar para acabar este proyecto. Hay que revisar el cuadrante de libranzas...

-Sííííí. Es que yo descanso trabajando [risas].

-¿Internet ha cambiado el conocimiento?

-Totalmente. Ahora en un móvil tienes lo que Aristóteles llamaba el nous poietikós, o sea, la inteligencia en acto, la inteligencia creadora. Veamos cuánto tarda el público en general en usarlo no para mirarse su ombligo sino para informarse y convertirse en sabios.

-¿No le dan miedo las redes sociales? ¿No hay mucha basura?

-Ninguno. Veo que hay basura, pero como en todas partes, no especialmente.

-Está de moda de nuevo prohibir... Hay una montada con los piropos...

-Tras la prohibición del piropo late el dolor de no despertar la libido ajena.

-Por cierto, ¿es más fácil ser del Real Madrid que de otro equipo?

-Sí, porque el Madrid no es un equipo como los otros. El Madrid es más que nada una institución donde, en un juego particular, resulta que lo importante no es ganar, sino quedar bien.

-Pero el Madrid siempre gana o casi.

-Ya lo dice su himno, donde se hacen menciones totalmente distintas al Viva el Betis manque pierda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios