"¿800 euros por ver a José Tomás y Morante? Yo, desde luego, pagaría"

-No tengo entrada para la 'corrida del siglo'. Eso es como no ser nadie.

-Tampoco es eso, pero es cierto que este mano a mano que es verdad que la gente llama la corrida del siglo ha sido un caos taurino. Ya me gustaría que estuviéramos en la Monumental de México, pero estamos en El Puerto y caben 12.300 personas. Eso es lo que hay. No la puedo agrandar. Ya quisiera yo.

-¿Cómo se convence a José Tomás y a Morante de la Puebla para montar este alboroto?

-No es tan difícil. El Puerto es una plaza especial para los toreros porque es El Puerto, que no es decir poco, porque hay una tradición y mucha historia detrás y porque el público tiene una sensibilidad muy especial.

-Vaya , que no es Pamplona.

-Por supuesto que no.

-¿Algo así como el San Isidro del verano?

-San Isidro es la afición de Madrid y El Puerto en verano es la afición de toda España, o al menos toda la afición de España que veranea por aquí. Un público más variopinto.

-¿Qué da José Tomás y qué da Morante?

-José Tomás es un mito y Morante un ídolo.

-Estamos en crisis y la reventa revienta. Hasta 800 euros piden por una entrada en internet.

-¿800 euros? Caramba. Yo no dudaría en pagar 800 euros por ver este mano a mano. De hecho, si los tuviera pagaría para atender todos los compromisos que se me quedan fuera. Los toros están por encima de la crisis cuando interesan. Los toros están por encima de todo.

-Para mí que hay mucha gente que quiere entrar de gañote.

-No, de gañote no. Son compromisos. Ya digo, a mí se me han quedado 1.600 compromisos, y no exagero, sin atender.

-Esto es como montar un Madrid-Barça. ¿Con quién va? ¿Es tomasista o morantista?

-José Tomás está dando mucho y bueno a la fiesta. Inventa, ilusiona. Crea cosas por él solo. Es especial.

-Tomasista entonces.

-No, no. Yo soy de Morante. Soy un admirador de su toreo, de su arte. Lo que pasa es que hay que reconocer lo que hace José Tomás.

-Digo yo que si a un torero le coge el toro es porque se ha equivocado.

-Un torero no se equivoca. Si un toro te coge es porque te has puesto en el sitio donde el toro coge. Y eso lo hacen sólo unos pocos.

-¿Quién más lo hace?

-Bueno, en realidad estamos hablando de José Tomás. Sólo él se pone ahí.

-¿Cómo convencería a un antitaurino para que acudiera a esta corrida?

-Yo respeto lo que dicen y quiero que nos respeten a nosotros y que respeten lo que mueve todo este espectáculo y lo que significa para España.

-Pero, ¿entiende su postura, que la fiesta es cruel?

-Respeto, pero no escucho.

-Una corrida de este tipo también tiene mucho de feria de las vanidades, de venir no a ver, sino a ser visto.

-Es un encuentro social. Hay un público que interesa que esté en los tendidos. Engrandece de algún modo. Todos salimos ganando. Ellos y la fiesta.

-¿A quién pondría junto a José Tomás de su época de matador?

-Al Cordobés, sin duda. Eso sería un escándalo.

-Y ahora una oportunidad única. Hágame el mano a mano soñado de toda la historia del toreo.

-Uf... Antonio Ordóñez y José Tomás, con toros de Cuvillo, como los del domingo. Sería una corrida tan inolvidable como lo va a ser ésta.

-Las cornadas duelen, alguna tendrá. Y como empresario también. ¿Cuáles duelen más?

-¿Que si las cornadas duelen? Y mucho. Pero si me pongo a elegir duelen más las cornadas del bolsillo porque de algunas de esas no te recuperas nunca.

-¿Hay mucho maletilla entre los empresarios?

-Todos se juegan su dinero. Le aseguro que hay que tener mucho valor para estar en este negocio.

-Un pronóstico

-Si embisten los toros, que van a embestir, algo grande va a pasar mañana. No tenga ninguna duda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios