Las hermandades de Huelva y Emigrantes, en el camino de vuelta

  • Serán recibidas esta tarde en el Ayuntamiento por la Corporación municipal y por la Banda Municipal de Música · Alrededor de 3.500 personas acompañan en el camino a Emigrantes

Comentarios 1

Tras varias jornadas disfrutando a lo grande en compañía de amigos y conocidos en la aldea almonteña y del anhelado reencuentro con la Virgen del Rocío, los romeros de las hermandades onubenses de Huelva y Emigrantes regresan esta tarde a la capital.

La primera en entrar por la Punta del Sebo será la Hermandad de Emigrantes. Lo hará a las 18.00 horas, acompañada por más de 3.500 rocieros, una cifra que ha menguado poco con respecto al camino de ida porque "nos acompaña mucha gente de Sabadell, Cornellá, extremeños y de pueblos de la provincia como Aljaraque", según explicó el presidente de la filial, Fernando Ramírez.

Una hora más tarde, a las 19.00, la Hermandad de Huelva llegará al mismo punto de la ciudad acompañado por otros tantos peregrinos y desde allí pondrá rumbo a la ciudad mientras el ocaso tiñe de naranja la ría del Odiel.

El recorrido urbano de la Hermandad de Emigrantes no variará con respecto a otros años. Desde la Punta del Sebo tomará el carril izquierdo de la H-30 para después encarar la Avenida Nuevo Colombino, llegando previsiblemente a la Avenida de Guatemala a las 19.30 horas. Desde allí, la comitiva junto a la concha peregrina del Simpecado entrará en la Alameda Sundheim hasta llegar a la Plaza del Punto e introducirse en la Gran Vía. Como es tradición, cientos de onubenses les estarán esperando en la Plaza de la Constitución, donde serán recibidos en la puerta del ayuntamiento por la Corporación municipal y por los sones de la Banda Municipal de Música de Huelva, una parada que se producirá en torno a las 20.30 horas.

Finalizado el acto de bienvenida, los rocieros de Emigrantes arribarán a la Plaza de las Monjas, Méndez Núñez, Rafael López, Puerto, San José, Paseo Independencia, Ruiz de Alda hasta llegar a una de las vías en las que el recibimiento "es más emocionante para todos nosotros", dijo Ramírez, la calle Santiago Apóstol, en el Molino de la Vega, el barrio en el que la filial tiene puesto su corazón. "A esta calle llegamos muy cansados pero con muchas ganas porque la gente del barrio nos recibe cantando y siempre es un momento especial", manifestó el presidente. Luego, la calle Lucena del Puerto y el Paseo de la Glorieta les llevarán a la casa-hermandad, "donde pasan los carros para despedirse cantando, se lanzan vítores y rezamos la salve con la que nos despedimos".

En el caso de la Hermandad de Huelva, se mantendrán las modificaciones introducidas este año para la salida de la ciudad, pero a la inversa. Así, el séquito romero recorrerá la Avenida Francisco Montenegro y llegará poco tiempo más tarde al Muelle de Riotinto, dejando a los onubenses que reciban a los peregrinos una hermosa estampa para el recuerdo.

Desde allí, la filial atravesará el barrio de Pescadería por la Avenida de la Ría, girará hacia la Avenida de Italia hasta llegar a la Plaza 12 de Octubre y se adentrará en el centro de la urbe por las calles Marina, Jesús Nazareno, Plus Ultra, Méndez Núñez y Plaza de las Monjas, llegando a la casa consistorial alrededor de las 21.00 horas, indicó el hermano mayor de Huelva, Salvador Pomares.

Abandonando la Gran Vía por la Plaza del Punto, caballos, carros y peregrinos se dirigirán por la Alameda Sundheim hasta la Avenida Federico Molina, para tomar más tarde la calle Galaroza, la Avenida de Andalucía, y la calle Marismeños hasta llegar a la Plaza de Paco Toronjo en la que se encuentra su casa-hermandad. Entonces llegará el momento menos deseado por todos, la despedida hasta el próximo año en el que la persona que más disfrutará preparándolo, sin duda, será el hermano mayor 2009 de la filial onubense, Julián Pérez Segura, que hoy ya tendrá ocasión de portar el guión del camino a la entrada de la Hermandad de Huelva en la capital.

En cuanto a la seguridad, el Ayuntamiento de Huelva activó ayer un dispositivo formado por 107 agentes de la Policía Local, 15 miembros de Protección Civil y cuatro del Cuerpo de Bomberos que se mantendrá hoy durante la llegada de las filiales.

En los lugares de pernocta, Bodegones (Huelva) y Tres Rayas (Emigrantes), también estuvo presente la Protección Civil, un equipo al que acompaña un vehículo todo terreno de coordinación, dos de intervención rápida provistos con material de emergencias y dos ambulancias, además de material de telecomunicaciones, señalización y contra incendios. Además, las hermandades en su pernocta contaron con un camión de bomberos con cuatro efectivos y con equipo diverso contra incendios y accidentes.

De otro lado, para garantizar la seguridad y el transcurrir normal de las hermandades por la ciudad, durante unas horas se prohibirá aparcar en algunas zonas. Así, coincidiendo con la llegada de Emigrantes, no se podrá aparcar en el frontal de la Plaza de la Constitución, en Rafael López, en la calle Puerto, en San José, en el lateral izquierdo del Paseo de Independencia, en Santiago Apóstol, en Lucena del Puerto y en Paseo de la Glorieta, concretamente a lo largo de toda la fachada de la Casa Hermandad y unos 50 metros más hacia el edificio de Policía Local.

Con la llegada de la Hermandad de Huelva, no se podrá estacionar en las calles Marina, Jesús Nazareno, Plus Ultra y Méndez Núñez, así como en el frontal de la Plaza de la Constitución y en el acceso a la Casa Hermandad por la calle Marismeños.

La Concejalía de Infraestructura, por su parte, llevará a cabo la limpieza de las calles tras el paso de las hermandades. Para ello, se va a contar con dos barredoras, dos cisternas, una baldeadora y 12 operarios.

En cuanto a las asistencias realizadas por el dispositivo de seguridad del Ayuntamiento de Huelva desde la salida de la capital de las dos hermandades hasta su lugar de pernocta, destacan un total de 104. Las más importantes fueron cuatro traslados a hospitales y centros de salud por caída desde un caballo, hipotensión, grandes ampollas y por heridas por accidente de tráfico. Asimismo, se atendieron alergias, cefaleas, dolores lumbares y cervicales, heridas por cortes y rozaduras. Este dispositivo también prestó ayuda a un camión de Emigrantes y a otro de Huelva que se habían quedado atascados en la arena.

No obstante, tanto en Emigrantes como en Huelva dicen haber vivido el camino de ida y parte del de vuelta sin grandes incidencias. A pesar de que una molesta lluvia les acompañó en varias etapas del camino de vuelta, todos destacan que el camino de vuelta siempre es el "más especial, solidario, donde se vive la verdadera hermandad y donde empezamos a contar ya los días que quedan para poder reencontrarnos con la Virgen el año que viene".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios