Alegría y emociones en la salida del Cerro del Águila

La Hermandad del Rocío del Cerro del Águila volvió a ser la más madrugadora de las que salieron de la capital andaluza. A las siete de la mañana de este martes se celebró la misa de romeros en la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores. Poco después la comitiva se echaba a andar por las calles de un barrio que recibía con los primeros rayos del sol a la carreta que portaba el Simpecado de esta corporación rociera y que en esta ocasión estaba exornada con flores amarillas.

El recorrido de esta hermandad es el más largo de los que se realizan para salir de la ciudad. El discurrir por las calles del Cerro no estuvo exento de la compañía de los vecinos que no quisieron perderse ni un solo detalle del cortejo. En el cuartel de Eritaña se vivieron momentos entrañables cuando el Simpecado fue recibido por los cantos rocieros de varios niños.

Otra de las estampas clásicas en esta jornada que se volvieron a repetir fue la del discurrir de la comitiva romera por el Parque de María Luisa y la ofrenda floral al Simpecado en la Clínica de Fátima. Cada año más de 500 romeros acompañan a esta hermandad en su perigranación hasta la aldea almonteña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios