La falta de vallas retrasa el cierre al tráfico del paseo de Valdelagrana

  • La Policía Local descarta el uso de bloques de hormigón porque serían inseguros en caso de una emergencia

Comentarios 3

El cierre al tráfico del paseo marítimo de Valdelagrana se está retrasando este año más de la cuenta, y todo por un problema con el mantenimiento de las vallas que habitualmente utiliza para este menester la Policía Local. Desde hace ya varios años el paseo se viene cerrando a la circulación desde mediados del mes de junio, para facilitar el tránsito de los numerosos visitantes que acuden a esta zona de la ciudad cada verano. Esta era también la intención de la Policía Local para este año, pero cuando se quiso poner en marcha la medida los responsables del área, con el edil Carlos Montero a la cabeza, se dieron cuenta de que las vallas de tráfico que habitualmente se utilizan para este menester se encontraban en mal estado y muy deterioradas, por lo que no se podían instalar.

Tras encontrarse con esta situación, y mientras se reparaban las vallas, el edil Carlos Montero anunciaba hace unos días que para el cierre del paseo al paso de vehículos, previsto para el pasado fin de semana, se utilizarían bloques de hormigón tipo 'New Jersey', de los que se utilizan por ejemplo en los carriles especiales de acceso a la Feria de Primavera. Esta decisión fue criticada por el sindicato UGT, que advirtió que la instalación de este tipo de bloques tan pesados y difíciles de mover podían suponer un riesgo en caso de emergencia.

Ayer, Carlos Montero confirmaba que finalmente se ha descartado la utilización de estos bloques y señalaba que se recurrirá a la utilización de vallas sueltas de la Policía Local, de las que se utilizan habitualmente para el corte de calles, aunque se unirán unas a otras mediante una serie de grapas. De todas formas, el concejal pide a los usuarios un poco de colaboración y ruega a los conductores que no retiren las vallas, ya que será cuestión de pocos días lo que tarden en repararse las vallas amarillas que sí se engarzan unas con otras y son mucho más difíciles de manipular.

La previsión de la Policía Local es cortar el paseo en esta misma semana. Mientras, los establecimientos hosteleros del paseo permanecían ayer ajenos a esta cuestión ya que como explicaron a este periódico "a nosotros nadie nos comunica nunca nada". Los hosteleros, quejosos algunos por la dificultad que supone para ellos la carga y descarga con el paseo cerrado, reconocen no obstante que para la tranquilidad del público es una medida fundamental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios