Los trabajadores de Playas esperan reunirse esta tarde con el alcalde

  • La empresa concesionaria reitera su disposición a negociar ya un nuevo convenio

Comentarios 1

Los trabajadores de la empresa concesionaria de la limpieza y mantenimiento de playas y pinares, GSC, completaron ayer un día más de la huelga que comenzaron el pasado día 15, en demanda de una serie de cuestiones laborales. Un día más los trabajadores se concentraron ante las puertas del Ayuntamiento con silbatos y pancartas y tras una reunión en la sede del sindicato Comisiones Obreras, los delegados de personal del servicio entregaron a través del registro municipal un escrito dirigido al alcalde, Enrique Moresco, con el que pretenden reunirse esta misma tarde para pedirle su mediación en el conflicto.

En el escrito, los representantes de los trabajadores exponen su malestar con el jefe de servicio del área de Medio Ambiente, Antonio Caraballo, a quien le reprochan su actitud materializada en diversas amonestaciones, sanciones e incumplimientos del convenio laboral en vigor. En su escrito los trabajadores consideran que la huelga se podía haber evitado "de no ser porque la dirección de la empresa estaba muy intransigente, al parecer influenciada por el área de Medio Ambiente".

Los representantes de la plantilla, formada por 22 operarios fijos que en verano llegan hasta 60 con los eventuales, señalan que en estos momentos "son dos los puntos que nos separan de la empresa, primero el de las sanciones impuestas a los trabajadores, que la empresa acepta anular la mitad y nosotros pedimos que sean todas y se les devuelvan los días que se les descontaron. También pedimos la contratación de tres de cuatro eventuales, punto que podría negociarse en un 50% de las contrataciones", explican.

Por su parte la Compañía General de Servicios de Construcción (GSC) quiso ayer expresar de nuevo su "plena disposición a reiniciar las negociaciones abandonadas por los asesores sindicales de la mesa de negociación colectiva que representa a los trabajadores", recordándoles que para ello "es necesario el cese de la huelga y la normal reincorporación de los trabajadores a sus puestos de trabajo". GSC reitera su "plena disposición" a estudiar "los diferentes puntos reivindicativos que creemos conforman el ideario de esta huelga", aunque la empresa insiste en el "carácter disperso y anárquico" de los mismos.

Para poder desbloquear y atender las reivindicaciones planteadas por los trabajadores, GSC entiende que "sólo cabe adelantar el comienzo de la negociación del nuevo convenio", para lo que expresa "su plena disponibilidad", ya que en su opinión algunas de las reivindicaciones "exceden las competencias de esta empresa o no encuentran amparo en el convenio vigente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios