Se retoman las obras de Misericordia después de una semana paradas

  • La Comisión de Patrimonio aprueba la reanudación de la peatonalización de la calle

Máquinas y obreros reanudaron ayer los trabajos en la calle Misericordia, en el tramo entre Luna y Palacios, tras recibir el visto bueno de la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía para continuar con esta actuación, que consiste en la peatonalización de la calle e instalación del nuevo alcantarillado y saneamiento.

La Comisión de Patrimonio ha aprobado la reanudación de las obras, después de que el director del Museo Municipal, Francisco Giles, presentara ante dicho organismo el jueves pasado el proyecto arqueológico que solicitaba. En dicho proyecto se detalla el hallazgo fortuito de un aljibe de almacenaje de aguas del siglo XVI, que se encontró durante las obras y ya ha sido excavado bajo la dirección del museo local, una estructura subterránea que ocupa unos seis metros pegado al muro del colegio de Las Esclavas, antiguo Hospital de la Misericordia. Por el momento, se desconoce si el proyecto arqueológico contempla la conservación del aljibe o una vez documentada la estructura y los restos de vasijas y cerámica se continuará la obra sin modificación alguna sobre los planes iniciales.

La obra ha permanecido interrumpida durante más de una semana, desde que el viernes 6 de junio la delegación decretó la paralización por carecer de proyecto arqueológico, al comprobar que se estaban realizando movimientos de tierra importantes para la zanja del nuevo alcantarillado. La empresa Suralmaq, que ejecuta las obras, paralizó la actuación al recibir la notificación de la delegación provincial, mientras el Ayuntamiento aseguraba no haber recibido el decreto que ordenaba pararlas, aunque posteriormente reconoció que sí había sido recibida por el jefe de servicios de Infraestructura Urbana.

Ya a principios de la semana pasada, la concejalía de Comercio destacaba "el clima de colaboración con la delegación", lo que posibilitaría reanudar la obra "cuanto antes", dado que además se estaban empezando a detectar ratas entre las tuberías.

Ayer, excavadoras y operarios reanudaban los trabajos para instalar las nuevas conducciones, y excavaban en el tramo pegado a la calle Palacios, manteniéndose a cierta distancia del aljibe descubierto, que ha quedado protegido debajo de varias tuberías de PVC.

La delegación de Cultura informó también ayer que "ya hay un arqueólogo controlando las obras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios