Un rescate de altos vuelos

  • Un simulacro de salvamento marítimo efectuado frente a la playa de Valdelagrana moviliza a embarcaciones, vehículos, personal sanitario e incluso un helicóptero

Comentarios 2

Anticiparse a los acontecimientos es la mejor forma de que nada pille de improviso a un profesional. Ésta máxima adquiere más valor si cabe cuando son vidas humanas las que están en juego. Los equipos de salvamento están para eso, para salvar vidas cuando la imprudencia o la mala fortuna de bañistas y patrones de embarcación así lo exija, por lo que su preparación práctica resulta fundamental.

Por este motivo, Valdelagrana acogió en la jornada de ayer un simulacro de rescate en alta mar en el que participaron equipos de Protección Civil, Salvamento Marítimo y miembros del servicio de botiquines de las playas. La maniobra abordaba la situación ficticia de dos windsurfistas arrastrados por el fuerte viento de levante hacia mar adentro quedando en el agua a la deriva. Inmediatamente después debía activarse el dispositivo de búsqueda y rescate de los afectados, en el que colaborarían distintas embarcaciones, vehículos y un helicóptero.

Cuando todo estaba listo para el comienzo de la actividad, sendos imprevistos obligaron al helicóptero y al barco de Salvamento Marítimo que debían participar en la simulación a poner rumbo a Algeciras y Rota respectivamente, por lo que por momentos se estudió la suspensión de un acto que era esperado con curiosidad por multitud de bañistas en la orilla de la playa de Valdelagrana.

Finalmente pudieron regresar a tiempo y el ejercicio dio comienzo. Tras varias maniobras de evacuación de heridos en camilla desde el barco Salvamar hasta el helicóptero, comenzó el simulacro previsto inicialmente.

Los dos figurantes que hacían el papel de windsurfistas se lanzaron de la zodiac al agua y el dispositivo, en el que participaron alrededor de 25 personas, quedó activado. El helicóptero se situó sobre los windsurfistas y mientras el aparato se mantenía estático sobre la posición, el especialista en rescates comenzó el descenso. Al tocar el agua y entrar en contacto con el herido, el especialista lo aseguró y pidió por señas que comenzara el ascenso hacia el helicóptero, que esperaba a una distancia de no más de 10 metros para evitar los graves riesgos de una caída a mayor altura. En el interior del aparato, un médico y todo tipo de productos sanitarios, incluido oxígeno, para que el afectado comience a recibir los primeros cuidados médicos.

Tras repetir la maniobra para recoger al segundo windsurfista, ambos fueron llevados hasta la zodiac de salvamento en playas, que lo transportaría directamente a la orilla de Valdelagrana. En un caso real el helicóptero podría trasladar directamente al herido a un helipuerto cercano, o directamente al hospital, pues muchos cuentan con instalaciones para el aterrizaje de estos aparatos, pero para el simulacro se quiso que intervinieran otros operativos de salvamento.

Sin perder un segundo la zodiac puso rumbo a la orilla trasladando a los heridos, uno de los cuales sufría una parada cardiorrespiratoria (siempre según la ficción del simulacro). A pie de playa esperaban los pick up (4x4) de Protección Civil con un equipo médico, que trasladaron al herido hasta la UVI móvil, que finalmente llevó a las víctimas al Hospital Santa María del Puerto.

En la maniobra estuvo presente el concejal de Protección Civil y Policía Local, Carlos Montero, que se mostró satisfecho de su desarrollo. "El fin de este ejercicio es la coordinación de los servicios de salvamento, de manera que en un supuesto de accidente real se ha comprobado que funciona. Ha salido muy bien", comentó el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios