Los principales edificios públicos están aún pendientes de adaptación

  • Tanto el Ayuntamiento como Urbanismo carecen de ascensor, pese a llevar casi veinte años abiertos al ciudadano · Hacer accesibles estos edificios junto al antiguo Palacio de Justicia costaría 138.000 euros

Comentarios 4

Veinte años después de abrirse al público, los dos principales edificios de la administración local (Ayuntamiento y Urbanismo), todavía son inaccesibles para los discapacitados. En el caso de Urbanismo (palacio de Valdivieso), ni siquiera es factible el acceso desde la calle, al existir un escalón insalvable en silla de ruedas, mientras que en el Ayuntamiento, los ciudadanos discapacitados tienen vetada la participación en la vida política, al no haber ascensor para subir a la planta noble, donde está el salón de plenos. Las personas discapacitadas que a lo largo de estos años han querido participar en algún pleno, han tenido que subir cargados en volandas las peligrosas escaleras de mármol del palacio municipal. De poco ha servido en todo este tiempo un estudio encargado por el Ayuntamiento en 2003, denominado Plan Especial de Actuación para la accesibilidad de El Puerto de Santa María, un pormenorizado documento elaborado por la empresa Vía Libre, que contemplaba la eliminación progresiva de las barreras arquitectónicas en edificios, monumentos, calles y plazas en un plazo de 10 años, con una inversión de 10 millones de euros, que apenas se ha materializado.

A mediados de diciembre pasado se inauguró el taller de empleo Accesibilidad, en el que participan treinta alumnos en dos módulos de albañilería. Dicho taller eliminará barreras en varias calles del casco urbano, pero su intervención en el edificio de Urbanismo se limitará a adaptar el escalón de entrada desde la calle, mientras en el Ayuntamiento de la plaza del Polvorista seguirá sin construirse el ascensor.

De esta forma, los pisos superiores de ambos edificios públicos seguirán siendo inaccesibles para personas discapacitadas y en silla de ruedas. En el caso del Ayuntamiento, el ascensor de cuatro paradas recogido en el estudio, facilitaría el acceso a los amplios pasillos del edificio, de un tamaño suficiente para los discapacitados. Construirlo costaría 28.848 euros (habría que actualizarlo a precios actuales). Además, la propuesta de adaptación del edificio recogía la necesidad de aplicar un tratamiento antideslizante a los suelos de mármol, mejorar la señalización en braille y acústica, e instalar mobiliario adaptado. Todo ello costaba 47.570 euros en 2003. En cuanto al palacio de Urbanismo, en la calle Palma, además de la adaptación desde la calle, el Plan de Accesibilidad recogía la construcción de rampas para las dependencias de planta baja, la construcción de un aseo adaptado, instalación de señales informativas y un ascensor accesible de dos paradas (22.838 euros), que se ubicaría en un patio interior. El coste total de adaptar estas dependencias alcanzaría 45.732 euros.

Algo más económico sería el antiguo palacio de Justicia, cuya reversión al municipio está tramitando el Ayuntamiento. Este edificio, algo más adaptado que los anteriores, cuenta con un ascensor que habría que mejorar. El estudio propone construir una rampa de acceso acorde con la fachada desde la Plaza del Castillo, instalar un salvaescaleras en el patio y un aseo para minusválidos. En este caso, el edificio se podría adaptar por 34.621 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios