Más de 120 portuenses se benefician ya de las ayudas de la Ley de Dependencia

  • Representan el 10% de todos los que han tramitado su solicitud desde el año pasado hasta comienzos de este mes · La mayoría, 59 personas en total, percibe una prestación económica

Comentarios 4

Las ayudas que ofrece la llamada Ley de Dependencia, que entró en vigor a mediados del año pasado, tardan en llegar, pero llegan. En El Puerto ya hay 124 personas que se benefician de estas ayudas, después de haber pasado todos los trámites necesarios para que la Junta de Andalucía les diera finalmente el visto bueno.

Pero han sido muchas más las personas que ha iniciado los trámites y que, por un motivo u otro, no han recibido contestación de la Junta. La Concejalía de Bienestar Social ha tramitado hasta comienzos de este mes de julio un total de 1278 expedientes, aunque se han dado de baja más de un centenar por distintas causas, como traslado del paciente, fallecimiento o simples desestimaciones. Por tanto, el número de personas que han logrado algún tipo de ayuda supone el 10% de los que han iniciado las gestiones de su solicitud.

El camino para conseguir alguna de las ayudas que contempla la ley (ayuda a domicilio, atención en residencia, servicio de día y noche o prestación económica) es bien largo y los expedientes han dar muchas vueltas hasta que finalmente se obtenga una resolución, favorable o desfavorable. De ahí que de los 1278 expedientes que envió el Ayuntamiento a la Administración autonómica, algo más de la mitad (690) hayan sido ya baremados para reconocer el grado de dependencia con que cuenta la persona solicitante. Actualmente sólo se está prestando ayuda a las personas consideradas como grandes dependientes (necesitan ayuda todo el día) y los casos más severos de dependientes graves (que requieren ayuda dos o tres veces al día). El resto de dependientes, los que necesitan una atención al día para llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, tendrán que esperar a los próximos años para poder percibir algún tipo de prestación social o económica. No obstante, la gran mayoría de los solicitantes baremados por la Junta tienen reconocido el mayor grado de dependencia: 515 personas.

Dichos baremos miden la incapacidad o dificultad, en personas discapacitadas física o mentalmente, para realizar actividades como la alimentación, aseo, mantenimiento de la salud, toma de decisiones o los desplazamientos fuera y dentro del hogar.

Una vez que el Ayuntamiento recibe el expediente de las personas con el grado de dependencia ya reconocido, un trabajador social de Bienestar Social se entrevista con el futuro beneficiario y visita su domicilio con el fin de elaborar un plan de atención individualizada. En este punto, tanto el trabajador social como el usuario determinan cuál es la ayuda que mejor le viene. Este plan tiene que volver a ser remitido a la Consejería de Igualdad y Bienestar Social para que ésta dictamine la resolución definitiva. En total, el Ayuntamiento envió 339 planes individuales, de los que 219 pedían ayuda económica, normalmente para correr con los gastos de una asistencia personalizada. Sin embargo, la Junta sólo ha resuelto favorablemente un total de 124 expedientes, de los que, al final, sólo 59 recibirán la prestación económica. Del resto, 30 personas cuentan con ayuda a domicilio, 19 tienen servicio día y noche, y otros 16 reciben atención en una residencia.

En cuanto a estos últimos, el Ayuntamiento los deriva a la residencia Guadalete (en La Caridad), de Afanas, con la que tiene concertadas unas 40 plazas. Además, desde el Consistorio han señalado que actualmente se está tramitando la concertación de otras 60 plazas en el geriátrico de Gecosol, en Valdelagrana.

En los datos que maneja el área de Bienestar Social se indica, por otra parte, que se han modificado diez planes de atención individualizada debido al agravamiento de la dependencia de estos usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios