Los populares se la juegan en 2010

  • Los proyectos de remodelación del entorno del río y la aprobación del nuevo PGOU serán los ejes prioritarios del Gobierno del PP a lo largo de este año · Preocupa, por contra, la situación económica municipal

2010 será un año decisivo para el futuro político del actual equipo de Gobierno puesto que en él se juega buena parte de sus posibilidades de éxito en las elecciones municipales del año próximo. A lo largo de los próximos 12 meses deberá culminar, o al menos tratar de encauzar, una serie de proyectos de envergadura que se barajan como carta de presentación ante el electorado para los comicios de mayo o junio de 2011.

Para empezar, en la agenda de esta formación hay un asunto que preocupa bastante, la situación económica municipal. Es generalizado el problema de falta de ingresos en todos los ayuntamientos pero algunos lo sobrellevan mejor que otros. Por ahora, el Gobierno local asegura que no están en el 'pelotón de los peores' pero se es cauto a la hora de hablar de futuro, incluso se muestra algo de temor cuando se habla de futuro. El alcalde, Enrique Moresco, en algún que otro encuentro navideño con los medios de comunicación ha insistido que 2010 se presenta con unas previsiones poco halagüeñas. La última que se ha conocido es que los ingresos municipales se reducirán por encima de los 10 millones de euros en este ejercicio. Mientras, uno de los mayores problemas seguirá siendo el pago a proveedores, que se ha tratado de mejorar durante el último semestre del pasado año aunque los retrasos siguen siendo importantes y las cuantías elevadas. Pero, ¿y la nómina de los empleados municipales?. El Área Económica insiste una y otra vez que mes a mes se están haciendo "verdaderos esfuerzos" para evitar que haya retrasos en el pago de los sueldos de los empleados municipales, tal y como está ocurriendo en algunos municipios. Esta situación económica repercute, por tanto, en la ejecución de obras, la gran carta de presentación en unas elecciones. Por ahora, no se ha comentado públicamente algún detalle del capítulo de inversiones pero todo apunta a que serán austeras. Eso, el Gobierno local volverá a tener un 'salvavidas' un año más en los fondos estatales. El año pasado ejecutó obras por valor de más de 15 millones de euros. . Y para este año contará con 9,3 millones de euros.

La remodelación del entorno del río será una de los aspectos de la gestión que el PP quiere presentar a las elecciones de 2011, de ahí que una de las obras más destacadas de los fondos estatales del año pasado haya sido la remodelación de un tramo de la avenida de Bajamar. Además, actualmente se tramita la construcción de una pasarela peatonal sobre el río (que incluso se espera que pueda estar construida antes de los comicios) y de otro puente a la altura de los bloques de Pescadería, cuyo proceso administrativo sigue adelante tras el acuerdo con los vecinos de dos bloques de este grupo de viviendas para su traslado a otro punto de la ciudad y permitir así el derribo de los inmuebles. El comienzo de los trabajos de esta segunda pasarela no se prevén hasta finales de año, lo mismo que el aparcamiento subterráneo de Pozos Dulces, que conllevará la remodelación de este problemático enlace de acceso al centro de la localidad.

Otra de las bazas que el Gobierno local quiere presentar al electorado es la normalización y relanzamiento de la gestión urbanística con la entrada en vigor de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La previsión es que antes de que acabe el año el documento se haya enviado a la Junta para su posterior aprobación. Si no surgen inconvenientes, el nuevo ordenamiento podría comenzar a aplicarse antes de la convocatoria a urnas. Mientras, también se está trabajando a marchas forzadas con el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico (PEPCH), documento fundamental para el desarrollo del centro de la ciudad y su puesta en valor. Como medida coyuntural, se seguirá apostando por el plan 'Urbanismo comercial', que se inició en 2005, que proyecta la peatonalización de calles. En la primavera deberán concluir las obras de plaza de España y Pagador y comenzar la penúltima fase, la que afecta a las calles Palacios, Jesús de los Milagros y Micaela Aramburu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios