Un pleno teñido de verde oscuro

  • El Día Mundial del Medio Ambiente, las denuncias de los ecologistas y las reclamaciones de la Guardería Forestal impregnaron una sesión cargada de propuestas relacionadas con el respeto al entorno

Comentarios 3

Casi todo era verde ayer en el pleno municipal. O más bien verde oscuro, a tenor de las reivindicaciones que se llevaron a cabo durante la sesión. El Día Mundial del Medio Ambiente estuvo presente, el colectivo Ecologistas en Acción, también, y la Guardería Forestal, y los aparcamientos para bicicletas, y el control de los solares, y la eliminación de los vertederos ilegales.

Mientras los representantes políticos se sentaban en sus respectivos asientos, los ecologistas extendían en la puerta del Ayuntamiento unas pancartas recordando el fiasco del parque público del Guadalete, ahora abandonado, después del enorme gasto que conllevó su rehabilitación. Y para que la memoria no fallara, depositaron junto a la entrada algunos restos de lo que allí queda: bancos, farolas y placas fotovoltáicas rotas, ramas secas... Arriba, en el salón de plenos, se caía un jarra de cristal, y el agua que contenía se esparcía sobre la alfombra, ante el sobresalto de los presentes.

Luego llegaba una propuesta de IU para elaborar un estudio sobre aparcamientos para bicicletas en la ciudad, especialmente en aquellos lugares con mayor demanda, como la biblioteca pública, para fomentar el transporte limpio. Propuesta rechazada por el equipo de Gobierno, porque el Ayuntamiento trabaja actualmente en el denominado plan de movilidad, que es algo mucho más general y ya conlleva este estudio. Además, la edil de Urbanismo, Patricia Ybarra, que fue quien defendió la postura de su partido, no ha visto nunca a nadie con bicicletas en la biblioteca (¿será porque no hay aparcamiento?).

Más tarde, el ambiente se tornó algo más claro y positivo. Al menos se logró por unanimidad, a propuesta de IP, que se elabore una ordenanza municipal para controlar los solares que hay en la ciudad, sobre todo aquellos que están abandonados y, así, obligar a sus propietarios a tenerlos cuidados. Lo mismo ocurrió cuando se habló de crear un plan de actuación urgente para limpiar la zona de La Florida, junto a la variante de Rota, que se ha convertido en una auténtica escombrera ilegal. Unos terrenos que son propiedad de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) y que limpió por última vez en junio del año pasado. La concejal de Medio Ambiente dijo que se le ha vuelto a solicitar que la limpie, y en caso de que no se haga, se abrirá un expediente. Y de igual modo, se aprobó realizar una evaluación de las parcelas de la ciudad que están totalmente abandonadas, suponiendo un grave riesgo de incendios ahora que se acerca el verano.

Después, se rechazó la idea de IU de realizar un concurso escolar de carteles para que sirva de lema para los próximos días mundiales del medio ambiente. Más que nada, según la edil de Educación, porque el concurso se haría a final de curso, y los estudiantes ya han tenido ocasión de disfrutar de múltiples actividades relacionadas con la naturaleza gracias a la Oferta Educativa Municipal.

Una vez concluida la sesión, en el turno de palabra del público, volvió el color verde oscuro, tirando a ocre. Ecologistas en Acción volvió a denunciar los problemas medioambientales de la ciudad, recordando una a una las tropelías que se han realizado en el último año. Y por su parte, los guardas forestales volvieron a manifestar su indignación por el incumplimiento municipal acerca de sus reclamaciones laborales, por las cuales aseguran no poder desempeñar sus funciones adecuadamente. Además de insistir en la supuesta intención del jefe del área de Medio Ambiente de hacer desaparecer la Guardería Forestal, mientras "acumula más y más poder a través de las empresas concesionarias del Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios