Las playas se encuentran sin servicios ni infraestructuras por la huelga

  • Los trabajadores entregan al alcalde un escrito en el que señalan los supuestos incumplimientos del pliego de condiciones que regula el servicio municipal · La empresa prepara también un informe

Comentarios 10

La huelga de los trabajadores del servicio municipal de mantenimiento de playas no se está dejando notar demasiado, sobre todo en lo relativo a la limpieza, debido a la poca afluencia de bañistas registrada en las dos últimas semanas. La recogida de basuras se está llevando a cabo por dos trabajadores que cubren los servicios mínimos y, con ellos, actualmente, parece ser suficiente. Sin embargo, el servicio que realiza la empresa GSC incluye también la instalación de los diversos equipamientos que necesitan las playas en verano. Y, hasta el momento, esto no se ha cumplido, ahora que, el próximo domingo 1 de junio, comienza la temporada alta. Será entonces cuando la huelga comience a tener más presencia y repercusión pública.

Según ha explicado el delegado de personal José Luis Sánchez, este sábado 31 de mayo sería el último día para terminar de instalar las infraestructuras y fontanería para las 67 duchas y lavapiés de las playas, así como las pasarelas de madera que van sobre la arena o los módulos de servicios para minusválidos entre otros equipamientos. Pero, actualmente, los servicios mínimos no pueden cubrir estas labores porque se necesitan, por seguridad más de dos hombres, según Sánchez, de acuerdo a lo que dicta la ley de riesgos laborales.

Ante esto, GSC ha señalado que los trabajos de instalación de infraestructuras tendrán que llevarse a cabo una vez finalice la huelga. Esto sería cubierto con horas extraordinarias a cargo de operarios de la empresa, o contratando a eventuales, en caso de que la plantilla optara por no hacerlo.

Por otro lado, los trabajadores han entregado al alcalde un escrito en el que señalan los supuestos incumplimientos del pliego de condiciones (uno de los motivos de la huelga) que regula el servicio municipal y que debería vigilar el Ayuntamiento. Concretamente, los empleados apuntan que las bajas de personal por vacaciones, permisos sindicales, asuntos propios o cualquier otro motivo 'preavisado', no son sustituidos "de inmediato", a pesar de lo que exige el pliego. Tampoco son sustituidos en 48 horas en caso de bajas sin aviso. Y el otro punto que recogen los trabajadores es el alto número de vehículos y maquinaria que no funciona, y por tanto, que no están siendo utilizados: dos tractores-pala, dos canicas -tractores rastrillo- (de estos cuatro, dos llevan ya desde 2006 averiados), un camión que sólo trabajó medio verano y una barredora que funciona al 50 por ciento. El alcalde, ante la denuncia, ha trasladado el asunto a la concejal de Medio Ambiente, Beatriz Fuentes, para que lo investigue.

Pero la empresa subraya el hecho de que nunca no se hayan comunicado o denunciado tales incidencias, "ni por parte de los propios trabajadores ni por las numerosas inspecciones que el Ayuntamiento lleva a cabo casi de forma diaria". Por ello, GSC entiende que "estas denuncias responden más a la situación de presión y coacción que pretende ejercer sobre la empresa el comité de huelga, que a la veracidad de las mismas". Y con todo ello, aseguran que están preparando un "exhaustivo informe" sobre este asunto y que presentarán públicamente, y al Ayuntamiento, lo antes posible.

67

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios