"Si eres pintor debes anteponer la pintura a cualquier otra carrera"

  • El artista valenciano Jaime Costa Tur presenta en el centro cultural Alfonso X una exposición de acuarelas sobre lienzo como homenaje al pintor portuense Juan Lara

Comentarios 1

"A veces hay pintores que tienen una carrera y anteponen esa carrera a su pintura. Pero eso no puede ser, porque si eres pintor eres pintor total, debes olvidarte de lo que eres y dedicarte por completo a la pintura". Esta declaración de principios ha marcado la trayectoria de Jaime Costa Tur, un pintor entregado al perfeccionamiento de su técnica, que a sus 84 años confiesa que todavía sigue aprendiendo.

Él mismo dejó inacabados sus estudios por culpa de las matemáticas, y todavía da gracias a Villar Palasí, un ministro de Franco que impuso una ley de plazos a las carreras universitarias, lo que le imposibilitó licenciarse en ingeniería agrícola por la Universidad de Sevilla, pero le ha permitido transformarse en un gran paisajista de la escuela del impresionismo levantino.

En estos días Costas Tur expone en el centro cultural Alfonso X El Sabio, donde explica de forma detallada la técnica de sus cuadros a los espectadores que acuden a disfrutar de la muestra. Algo parecido a lo que hizo en su día su mentor, Juan Lara Izquierda, que descubrió su talento artístico mientras hacían el servicio militar en la Comandancia de Marina de El Puerto y le animó a convertirse en pintor, "para lo que me invitó a su estudio para que viera como pintaba él". A Juan Lara ha dedicado esta exposición, que estará abierta hasta el próximo 17 de abril.

Mucho camino ha recorrido Costa Tur desde que conoció a Juan Lara: exposiciones en Madrid, Francia, Estados Unidos... Y muchos avances realizados en el arte de la pintura, que han cristalizado en sus singulares acuarelas sobre lienzo, que él define como "la esencia de una carrera de pintor finalizando su trayectoria".

El hecho insólito de llevar la acuarela al lienzo da lugar a unos cuadros de "imperfección perfecta", que los especialistas han definido como "manchas atrevidas", de difícil ejecución. Pero cada una de esas manchas está en el lugar exacto para crear el dibujo, y cada trazo es producto de un profundo conocimiento técnico, razones por las que Costa Tur es un pintor muy valorado. A estas alturas de su pintura, el autor concede más importancia a la ejecución del cuadro que al motivo que quedará plasmado en el mismo: "El valor de ejecución es más importante que lo representado", manifiesta el autor de forma gráfica. Por este motivo predominan las acuarelas de pequeño tamaño, dibujadas con apenas dos o tres trazos y una mancha de color, frente a los grandes óleos que ha ido abandonando progresivamente, "porque en la acuarela está la esencia". Y en la formación de todo artista, según confiesa, lo importante es trabajar, por encima de todo: "A aprender pintura se aprende pintando -afirma convencido-, el poder creativo de una persona se descubre en un momento determinado". Y así , según su visión, una persona puede tener un talento innato hacia la pintura y no llegar a descubrirlo hasta que comienza a pintar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios