Las obras del parking avanzan, pero no estarán terminadas en el mes de junio

  • El calendario final de los trabajos deberá reajustarse

  • El proyecto para la superficie, a falta de escasos flecos

  • En pocos días se convocará una nueva comisión informativa

Imagen de las obras del parking de Pozos Dulces, con dos grandes grúas trabajando en la zona Imagen de las obras del parking de Pozos Dulces, con dos grandes grúas trabajando en la zona

Imagen de las obras del parking de Pozos Dulces, con dos grandes grúas trabajando en la zona / Andrés Mora

Comentarios 2

Desde que a finales del pasado año las obras del aparcamiento subterráneo de Pozos Dulces sufrieran un parón, a causa de los problemas surgidos con una subcontrata, tras la reanudación de los trabajos el ritmo de las obras está siendo bastante bueno, y está en su recta final la fase de instalación de las pantallas (lo que será la 'caja' del futuro parking), colocándose estos días los muros guía para los pilotes que sostendrán la estructura.

Dos grandes grúas trabajan en las obras, perforando el fango a una gran profundidad, extrayéndolo y utilizando para permitir después la instalación de los pilotes, trabajos que comenzarán en pocos días.

Aún así, este buen ritmo actual no servirá, en principio, para que se cumpla el plazo establecido para la entrega del aparcamiento, que en teoría se cumpliría a mediados del mes de junio. Fuentes cercanas a las obras señalan que debido precisamente al parón experimentado hace varios meses la constructora necesitará algo más de tiempo para concluir la nueva infraestructura. Ello obligará a realizar algunos reajustes en los plazos de entrega de las obras, cambios que se están negociando y que se darán a conocer próximamente a los integrantes de la comisión informativa del seguimiento de los trabajos.

Por otro lado, continúa ultimándose el proyecto para la superficie del nuevo aparcamiento, que como ya se avanzó en su día supondrá en la práctica una prolongación del paseo del Parque Calderón en dirección hacia la estación de trenes. En este momento se están ajustando algunos flecos técnicos, relacionados por ejemplo con la conexión entre los distintos tipos de solerías, de manera que cuando esté ya terminado se presentará públicamente para dar a conocer cómo quedará finalmente la zona, una vez remodelada.

El próximo paso destacado en los trabajos será, en breve, la llegada de las pilotadoras, grandes máquinas que serán las encargadas de fabricar, inyectar y colocar los pilotes que se introducen en el subsuelo y que serán las columnas de futuro aparcamiento.

Una vez terminen los trabajos relacionados con la caja del aparcamiento, será el momento de desviar de nuevo el tráfico por la zona más cercana a la calle Pozos Dulces, que ya se está también adecuando para este nuevo cambio en el tráfico de entrada a la ciudad.

Una vez que se construyan las pantallas y la colocación de los pilotes será el momento de tapar la caja del futuro aparcamiento y podrán entonces comenzar los trabajos en la superficie, mientras que se seguirá trabajando en el subsuelo con tuneladoras que irán excavando el interior de la caja, mediante el sistema de construcción denominado ascendente-descendente.

El nuevo aparcamiento subterráneo contará con un total de 489 plazas que se distribuirán en dos plantas, con una superficie de unos 7.200 metros cuadrados por cada planta.

El nuevo aparcamiento dispondrá de dos entradas y dos salidas, todas ellas por la calle Pozos Dulces y como se recordará. en el inicio de las obras fue necesario derribar la anterior rotonda de Pozos Dulces, descartándose entonces la conservación del conocido como monumento de las Velas.

El coste total de la obra impulsada por Impulsa Aparca asciende a 10,3 millones de euros, de los que dos millones se destinarán a la remodelación de la superficie, con cargo también al fondo europeo. Será este proyecto precisamente el que marque la diferencia con el planteamiento anterior de las obras, cuando se barajaba la construcción de un segundo parking en la Plaza de Toros que finalmente se descartó.

El fondo económico al que se acoge este proyecto es en realidad un sistema de financiación en el que hay que devolver con intereses el préstamo recibido, mediante los propios beneficios que genere el aparcamiento. Lo que aún no ha trascendido es el sistema de tarifas y comercialización por el que se regirá el aparcamiento, ya que se desconoce aún si habrá plazas que salgan a la venta o serán todas de rotación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios