Las obras de Misericordia obligan a modificar el tráfico

  • Comienza la peatonalización de la calle con el levantamiento del adoquinado

Comentarios 3

Las obras de semipeatonalización de la calle Misericordia que se iniciaron ayer han obligado a realizar algunas modificaciones del tráfico en el centro urbano. En primer lugar, se ha cortado el tramo de la calle Misericordia desde la plaza de la Herrería, desviándose hacia la calle Ganado y advirtiendo del corte a los conductores al inicio de la calle.

Del mismo modo, la calle Luna quedará cortada en su acceso desde la plaza de Las Galeras. En ambos casos sólo se permitirá el acceso a residentes, carga y descarga, emergencias y vehículos de limpieza. Igualmente, según el Ayuntamiento, también se habilitará el vado colectivo situado en la calle Misericordia, desde la calle Larga a la altura de Luna y bajando por esta misma calle hasta Misericordia en sentido inverso al actual. Así, se ha procedido a instalar doble dirección en el mencionado tramo para los usuarios del vado y se ha señalizado el asfalto con flechas indicativas. Estos cortes de calles han provocado cierto descontrol en el tráfico rodado, produciéndose algunas situaciones de despiste por parte de los conductores, aunque no atascos y retenciones importantes.

De la misma forma, la entrada y salida del colegio de Las Esclavas se regulará durante el periodo escolar que resta por la puerta de dicho centro que da a la calle Luna, a la que se accederá desde la plaza de La Herrería, para salir por Larga a través de Luna. En cuanto a la carga y descarga se mantiene la ubicación en la plaza de La Herrería.

En relación a la actuación urbanística en sí, ayer comenzó a levantarse el adoquinado del tramo de calle afectado por las obras, lo que está realizando una pala excavadora, desconociéndose por el momento si se repondrán en la peatonalización estos clásicos elementos de la calzada urbana o se instalará una solería distinta.

Como ya ha informado este diario, y señaló ayer el concejal de Comercio, Francisco Aguilar, las obras forman parte del programa de revitalización del centro histórico, " y en especial del comercio, por lo que cuenta entre sus principales medidas con la creación de un centro comercial abierto entre las calles Vicario, Palacios, Plaza Peral y Bajamar". Constituye la cuarta fase del proyecto de Urbanismo Comercial, y está cofinanciado por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, con una duración prevista de 9 meses.

Las obras han dado comienzo en el tramo entre las calles Palacio y Luna, coordinándose las distintas áreas municipales para la puesta en marcha de las actuaciones necesarias para la buena ejecución del proyecto. En este sentido, desde Mantenimiento Urbano se ha coordinado con Policía Local y Medio Ambiente para tomar las medidas para el inicio de las obras , procediéndose a la colocación de la señalización necesaria y a la retirada de vehículos que obstaculicen la circulación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios