Los hoteles aún tienen habitaciones disponibles para la próxima motorada

  • La crisis económica, los elevados precios de algunos establecimientos y la nueva oferta de otras ciudades cercanas han hecho que la demanda de plazas no sea tan elevada como hace unos años

Comentarios 7

La macro concentración motera que se celebra en la ciudad con motivo del Campeonato Mundial de Motociclismo en el circuito de Jerez, que este año se disputará entre los días 28 y 30 de marzo, no arrastra ya las masas de hace unos años. Si en el momento de mayor boom de la avalancha motera -antes de las sucesivas restricciones que se han ido introduciendo para tratar de hacerla más civilizada- los moteros se veían obligados a hacer sus reservas de alojamiento con un año de antelación, lo cierto es que hoy por hoy el panorama es bien distinto. La mayoría de los hoteles de la ciudad, salvo algunas excepciones, tienen aún habitaciones disponibles para el fin de semana motero, algo que hace unos años hubiese sido impensable a poco más de un mes del evento.

Las explicaciones para esta situación son varias. Por un lado, como indican desde algunos hoteles, la crisis económica que se vive a nivel general está afectando también al sector de la hostelería, de manera que mucha gente tiene menos dinero en el bolsillo para salir de su entorno un fin de semana. A esto hay que añadir el enorme aumento de la oferta hotelera que han experimentado ciudades como Jerez o Chiclana, con hoteles de muy buena calidad que en el caso de la localidad chiclanera mantienen en estas fechas las mismas tarifas que el resto del año. Es decir, aunque apliquen la tarifa de temporada alta no añaden un sobrecoste añadido como ocurre en algunos establecimientos de El Puerto, que cobran en este fin de semana sus tarifas más altas de todo el año. Un establecimiento hostelero situado en el centro de El Puerto, de cuatro estrellas, cobra 280 euros la habitación por noche en ese fin de semana, mientras que la tarifa normal para cualquier otro fin de semana se sitúa en 166 euros. Un hotel de tres estrellas, también en el centro, tiene establecida su tarifa para ese fin de semana en 214 euros la noche, algo impensable para cualquier otra fecha. Como explicaban desde uno de estos establecimientos, al que le quedan aún medio centenar de habitaciones libres para el fin de semana de las motos, la situación no es preocupante "porque sabemos que a última hora se vende todo", indican.

Desde algunos establecimientos se quejan también de la competencia desleal que suponen los alquileres pirata, algo que ha proliferado enormemente en los últimos años. Finalmente, también se ha dejado notar algo el cambio de fecha que se produjo hace tres años, cuando la competición en el circuito de Jerez se trasladó al mes de marzo, en lugar de disputarse en mayo como venía ocurriendo desde las primeras ediciones. El imprevisible clima que puede hacer en marzo hace que muchas personas no se decidan a reservar una habitación hasta última hora. Como confiesan en uno de los hoteles consultados, "en estas fechas otros años la centralita se caía con tantas llamadas buscando una habitación. Ahora está la cosa mucho más tranquila", dicen. Algunos hoteles, no obstante, han podido hacerse en estos años con una clientela fiel que repite en cada edición, algo que achacan sobre todo a que no imponen tarifas abusivas sino que mantienen el precio normal de la temporada alta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios