"La esencia de Isaac Albéniz es Andalucía y el flamenco de hace un siglo"

  • El poeta Carlos Murciano intervino en el Aula Menesteo para conmemorar el centenario del célebre autor de la 'Suite Iberia'

El Aula de Historia Menesteo contó este viernes con un invitado de excepción, tanto por sus méritos literarios como por sus conocimientos musicales. El poeta Carlos Murciano (Arcos de la Frontera. 1931), Premio Nacional de Poesía y Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, ilustró al público asistente sobre la biografía y obra de Isaac Albéniz, cuando se cumplen cien años de su fallecimiento, con la conferencia titulada Isaac Albéniz, cien años después. Carlos Murciano, uno de los máximos exponentes de la Generación de los 50, mostró su talento como conferenciante, crítico literario y musicólogo, ofreciendo una lección magistral sobre un autor cuya 'Suite Iberia' está considerada por los especialistas como la obra cumbre de la música española. La admiración de Carlos Murciano hacia la personalidad de Albéniz, nacido en un pueblo de Gerona en 1860 y creador de la escuela de música española, le llevó a establecer un paralelismo entre música y poesía: "La poesía es música -manifestó-. Si a la poesía se le quita la música, se le quita lo esencial. A la poesía no se le puede quitar nunca el ritmo", advirtió. También tuvo palabras para recordar a sus compañeros de Generación, muchos de ellos de la provincia de Cádiz, donde la revista Platero actuó como catalizador para cohesionar a un ilustre grupo de escritores que han marcado el camino, como Fernando Quiñones, Caballero Bonald o Julio Mariscal.

Volviendo a la figura de Albéniz quiso destacar el papel que desempeñó su maestro, Felipe Pedrell, nacido en Tortosa (Cataluña) en 1841, de donde procede la escuela de música española de la que Albéniz formó parte junto a Turina, Falla y Granados, música de raíces nacionales. En el caso de Albéniz, insistió en que "la esencia del compositor es básicamente andaluza", pues de las 12 piezas que tiene la obra 'Iberia', 11 de ellas están dedicadas a la exaltación de distintos lugares de Andalucía, como Cádiz, Jerez o El Puerto.

Con El Puerto, el poeta Carlos Murciano mantiene una estrecha relación, veranea desde hace 35 años en Valdelagrana, donde ha escrito algunos de sus libros. Finalmente, el poeta destacó el conocimiento que tuvo Albéniz del mundo del flamenco "de hace un siglo", sobre el cual advirtió que "era un flamenco muy distinto al actual, más primitivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios