Las empleadas de ayuda a domicilio reciben los salarios pendientes

  • Durante varios días la plantilla ha realizado concentraciones ante el Ayuntamiento

Desde el viernes, las empleadas del servicio de ayuda a domicilio han ido recibiendo los salarios que les adeudaban desde hace más de un mes. La cooperativa Claros, concesionaria de este servicio municipal, ha ido pagando a cada una de la plantilla los salarios de los meses de junio y julio así como la paga extraordinaria de verano.

La empresa alegaba que el Ayuntamiento no le había reembolsado parte del servicio desde principios de año. Mientras el Consistorio argumentaba que había defectos en la factura que había presentado Claros.

Las trabajadoras decidieron entonces, tras esperar más de un mes a que la empresa les pagara, iniciar una serie de movilizaciones. Así, acordaron concentrarse diariamente a las puertas del Ayuntamiento.

Finalmente, a mediados de la pasada semana el Área de Bienestar Social reintegró los pagos pendientes a la cooperativa. Dos días después, las empleadas empezaron a recibir parte de sus salarios. Pero como no lo habían recibido todas y algunas, ni siquiera, la totalidad de lo adeudado, decidieron mantener sus protestas. De hecho, a primera hora de la mañana de ayer, según explicó la delegada sindical de la plantilla, Carmen López, acudieron al Ayuntamiento ya que había dos trabajadoras que aún no habían recibido sus nóminas. Cuando llegaron y comunicaron que habían percibido su remuneración decidieron desconvocar las protestas. Actualmente la plantilla del servicio de ayuda a domicilio está conformada por 37 personas. La cooperativa Claros tiene la concesión de este servicio desde 2003.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios