Ningún cotillón cuenta con el permiso municipal obligatorio

De todos los cotillones que se vayan a celebrar en la ciudad este Fin de Año, no hay ni uno solo que haya solicitado en el Ayuntamiento la autorización municipal obligatoria. Por tanto, ninguno de los que ya se anuncian en la calle cuenta con dicho permiso, aunque sean establecimientos hosteleros que habitualmente se dediquen a celebraciones públicas.

Desde el Ayuntamiento ya han manifestado su extrañeza por esta circunstancia y han mostrado su preocupación ante lo que pueda ocurrir si se celebran las tradicionales fiestas de Nochevieja sin cumplir con la normativa municipal, en conformidad con lo dicta la ley andaluza de espectáculos públicos.

Esta situación supone que cualquier cotillón que se realice en la ciudad no tendrá garantías legales de que cumplan los requisitos de sanidad, seguridad, accesibilidad o higiene.

Ante el hecho de que no se haya solicitado el permiso en Alcaldía para ninguna de las fiestas programadas, los responsables municipales van a consultar en diferentes áreas y concejalías por si se ha dado el caso de que algún promotor haya entregado la documentación en el lugar equivocado.

Esta anómala circunstancia hizo que la administración local estudiara la posibilidad de ampliar el plazo para entregar las solicitudes, que acabó el pasado 20 de noviembre. Sin embargo, la nueva ley de espectáculos públicos, en referencia a los eventos de carácter ocasional y extraordinario, no les permite tal extremo.

De esta manera, la única posibilidad de celebrar la entrada del año nuevo será la de organizar una fiesta familiar y privada, pues esta vez tampoco habrá cotillón en la plaza del Polvorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios