Urbanismo recibe la orden de paralizar la obra de Ribera del Río

  • El Ayuntamiento instará a la constructora para que reponga los arcos demolidos

La concejalía de Urbanismo ha recibido ya la orden de paralización de la obra situada en la esquina de las calles Chanca con Ribera del Río, emitida por la delegación provincial de Cultura el pasado jueves, 13, después de que fueran demolidos en su totalidad hace más de dos semanas los clásicos soportales de piedra que durante años se habían preservado en el lugar junto a la fachada para incorporarlos al nuevo edificio que se está construyendo.

El decreto de paralización de obras fue firmado por la delegada de Cultura Dolores Caballero al no haber respetado la empresa constructora las directrices establecidas por la Comisión Provincial de Patrimonio, que prohibía la demolición de estos singulares arcos de piedra y obligaba a mantenerlos para integrarlos al nuevo edificio.

Según ha informado el gabinete de prensa municipal, el Ayuntamiento ha trasladado la orden de paralización de obras al departamento de Disciplina Urbanística, donde se gestionará con arreglo a la petición realizada por la Junta de Andalucía. Ahora, dicho departamento urbanístico deberá seguir los trámites que marca la legislación en estos casos, donde se ha demolido por completo un edificio al que el nuevo Plan General concede un grado de 'Protección Ambiental' y que está enmarcado en un Conjunto Histórico Artístico Bien de Interés Cultural.

El propio Ayuntamiento envió el día 30 de noviembre una inspección técnica a las obras, con vistas a la posible apertura de un expediente, al conocer por la Policía Local la demolición de los arcos de piedra. El Consistorio deberá remitir dicho informe a la delegación de Cultura, que estudia a su vez si la constructora ha podido incurrir en un posible caso de infracción de la Ley de Patrimonio.

Por su parte, el Ayuntamiento ha informado de que desde Urbanismo se va a instar a los promotores para que repongan los arcos al mismo lugar donde se encontraban, ya que según el Consistorio "hay constancia de que los tienen, porque los desmontaron". De esta forma, el Ayuntamiento insistirá para que se vuelvan a instalar los soportales, "que forman parte del patrimonio de El Puerto". Según han informado desde el área de Urbanismo, la delegación de Cultura ha dado oficialmente traslado de la orden de paralización de obras también a la promotora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios