Trece propietarios de Pescadería firman las escrituras de sus nuevos pisos de Menesteo

  • Tres quedan pendientes de formalizar su traslado al estar aún en trámites con bancos

En la mañana de ayer se procedió al acto de firma de las escrituras y la entrega de llaves de sus nuevos pisos en la avenida de Menesteo a 13 de los 16 propietarios de las viviendas de Pescadería. El alcalde, Enrique Moresco, señaló que éste es un "paso definitivo" para el proyecto de reurbanización de la margen derecha del Río Guadalete. Una vez queden desalojados los dos inmuebles, ubicados en las calles Domingo Veneroni y Compositor Javier Cabellero, se procederá a su derribo para que, en el solar resultante, se realice una gran plaza desde la que partirá el futuro puente de conexión con la otra margen del río.

Moresco agradeció a los vecinos "tanto su paciencia en el largo trámite que este traslado ha supuesto como su inestimable colaboración con la ciudad ya que su traslado permitirá llevar a cabo uno de los principales proyectos que se está llevando a cabo". Para finalizar el acto, la primera autoridad de la ciudad señaló que "pese al cariño que estos inquilinos pudieran tenerle tanto a sus viviendas como al sitio en el que éstas están enclavadas, ni las viviendas de Pescadería estaban ya en condiciones óptimas y el sitio de sus nuevas viviendas es inmejorable, puesto que están situadas junto a la playa, los pinares y la Ciudad Deportiva".

Los pisos de Menesteo fueron promovidos por Suvipuerto aunque los quedaron libres fueron adquiridas hace unos meses por otra empresa municipal, Impulsa El Puerto. De hecho, los propietarios de Pescadería han suscrito la permuta con esta sociedad municipal. Posteriormente, el solar resultante pasará al patrimonio del Ayuntamiento. A cambio, Impulsa El Puerto percibirá parte de la edificabilidad del desarrollo previsto en el estadio José del Cuvillo.

Los tres propietarios que aún quedan por firmar lo harán en sucesivos días puesto que aún están perfilando detalles y trámites con las entidades financieras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios