Trabajadores del servicio de limpieza de playas, frente al Ayuntamiento

  • El alcalde prefiere quedarse al margen del conflicto, aunque pide que se llegue a un acuerdo

Con la huelga del servicio de mantenimiento de playas y pinares en marcha desde ayer, los trabajadores de la empresa concesionaria GSC, se concentraron en el día de ayer frente al Ayuntamiento de la ciudad como medida de protesta, coincidiendo con la concentración que se celebraba en el mismo lugar en protesta por el último atentado de la banda terrorista ETA.

Poco antes, los más de 30 empleados de la plantilla se habían manifestado también ante su propio centro de trabajo. Y ya por la tarde, lo hicieron frente a las puertas de la Casa Consistorial durante la sesión del pleno municipal que se celebraba en la primera planta del edificio.

Estas acciones de protesta se van a seguir desarrollando a lo largo de los próximos días mientras se prolongue la huelga indefinida del servicio de limpieza, según ha apuntado uno de los delegados de personal, José Camacho.

Por su parte el alcalde, Enrique Moresco, ha manifestado sobre este asunto que "hay que tener buena voluntad por ambas partes" para solucionar el conflicto, pero ha mostrado su intención de quedarse al margen, pues "el Ayuntamiento no va a entrar en rencillas entre empresa y trabajadores", porque "no quiere chantajes políticos, por llamarlo de alguna manera, ni que el Ayuntamiento se vea implicado".

No obstante, los trabajadores del servicio siguen esperando, y van ya varios meses, a que el alcalde se reúna con ellos para hablar de las supuestas amenazas vertidas por Antonio Caraballo, jefe de servicio de Medio Ambiente (área responsable del mantenimiento de playas y pinares) contra varios de los empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios