La Soledad bendice en la jornada de hoy su nueva casa de hermandad

  • Ha adquirido y acondicionado un local de unos 100 metros cuadrados en la calle Durango · El cabildo de hermanos aprueba la restauración de la Virgen

La nueva casa de hermandad de La Soledad será bendecida en un acto que se celebrará a partir de la una de esta tarde y que estará presidido por su director espiritual, el párroco de la Iglesia Mayor Prioral Diego Valle Serrano.

La cofradía del Viernes Santo tuvo que abandonar los locales situados a espaldas del templo de la plaza de España (que serán reformados para albergar nuevos salones parroquiales) meses atrás. Por este motivo ha adquirido un local de unos 100 metros cuadrados en la barriada Durango (entre las calles Francisco Lameyer y Dionisio Pérez) que servirá, además, para guardar todos sus enseres, especialmente el paso plateado que porta la urna del Cristo Yacente y el manto de salida de la Dolorosa, dos de los elementos de mayor valor de las corporaciones penitenciales portuenses.

Durante los dos últimos meses, los hermanos de la cofradía se han afanado por adaptar este nuevo local que ya sustituye a la antigua casa de hermandad, situada en la calle Santa María. En estas nuevas dependencias se han tenido que realizar trabajos de albañilería, fontanería y electricidad, entre otros.

Por otro lado, la hermandad aprobó en un cabildo de hermanos celebrado a principios de mes la restauración de la talla de Nuestra Señora de la Soledad. Según explicó el hermano mayor, Eugenio Robles, la talla no tiene graves problemas pero requiere de una intervención. Ahora se está a la espera del Obispado de Jerez que dé el visto bueno para determinar cuando se realizará. Si la confirmación del Palacio de Bertemati se recibiera en breve, la cofradía se plantearía la posibilidad de que la restauración se hiciera antes de la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios