Santamaría alerta contra el uso de productos aditivos en la alta cocina

  • El cocinero reclama que la dieta mediterránea sea patrimonio de la Humanidad y pide un mayor control ante la entrada de sustancias industriales en los restaurantes

Comentarios 7

El afamado cocinero Santi Santamaría acaparó ayer la atención en un encuentro de chefs que se celebró en las bodegas de Mora de Osborne. El cocinero ha realizado recientemente unas declaraciones en las que advierte contra los derroteros que está tomando la nueva cocina, y donde alerta a los consumidores sobre las consecuencias que puede tener sobre la salud la introducción de determinadas sustancias en los platos elaborados por renombrados restauradores. "La cultura culinaria es 'pata negra' y no creo en productos aditivos y conservantes que no estén refutados por ley, porque los cocineros no comunican a sus clientes lo que van a poner en sus platos", insistió ayer durante el encuentro a preguntas de los periodistas.

Santamaría, cuyo libro La cocina al desnudo acaba de obtener el premio de ensayo 'Temas de Hoy', habló sobre la polémica que han suscitado sus declaraciones en contra de la nueva cocina y aseguró que dichas críticas no van en contra de los restauradores que la practican sino que es "un tema de los derechos del consumidor y de responsabilidad social hacia los ciudadanos". "En el momento en que en la alta cocina entran unos productos que usa la gran industria alimentaria, el Ministerio de Sanidad debería establecer los mismos controles para proteger a los ciudadanos, porque hay personas que por motivos de salud no se les puede hacer ingerir determinadas sustancias", advirtió el cocinero. Por ello, planteó incluso la posibilidad de que en los platos de los restaurante aparezcan los ingredientes que se han utilizado en su elaboración: "Esta es una función de la administración pública, y el Ministerio de Sanidad sabrá lo que tiene que hacer, porque el consumidor tiene derecho a saber lo que come". Respecto al reconocimiento social que están obteniendo los grandes chefs de la nueva cocina, criticó que "hay una obsesión por una creatividad que no sé adónde lleva, y hay que poner un poco de freno y de análisis, y ver si conviene rectificar. Si se premia una cocina que se basa en los aditivos, a la gente que lucha por la calidad le queda la duda". Por el contrario, Santi Santamaría aboga especialmente por la promoción de los hábitos de alimentación beneficiosos, entre ellos "comer cinco veces al día productos de proximidad y saludables".

Por tal motivo, se declara partidario de la cultura gastronómica mediterránea: "Si la cocina francesa puede ser patrimonio de la Humanidad también lo es la dieta mediterránea, y en este sentido los cocineros rubricamos la propuesta. En función de lo que ponemos en el plato -concluyó Santamaría- lanzamos un mensaje de la sociedad que queremos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios