Rafael Orrequia cede su derecho a ser concejal del PP a Mariola Tocino

  • El alcalde le exigió una vinculación plena a la vida política pero Orrequia quería compatibilizarla con su trabajo como administrador de fincas · Tocino se encargará finalmente del Área de Bienestar Social

Al ex concejal Ignacio Colón no le sustituirá Rafael Orrequia, tal y como se preveía en los últimos días. Lo hará Mariola Tocino, una militante del PP que se estrenará al frente de la Corporación en próximas semanas. Según ha podido saber este periódico, el motivo fundamental de la renuncia de Orrequia es que el alcalde, Enrique Moresco, le exigió dedicación plena a la actividad política. En cambio, el que estaba llamado a ser el nuevo edil del PP pretendía compatibilizar su cargo al frente del Área de Bienestar Social con su trabajo como administrador de fincas. En una reunión celebrada a última hora de la tarde del pasado domingo, Rafael Orrequia aceptó renunciar a su derecho a ocupar el acta de concejal y ceder el testigo a Mariola Tocino.

Ayer, el alcalde compareció ante los medios de comunicación acompañado de ambos. Enrique Moresco se limitó a señalar que Orrequia renunciaba por "motivos personales" y que en este momento le resultaba más difícil "ajustar" su vida laboral a la política. En esta comparecencia el cedente se limitó a señalar que ratificaba lo que decía el alcalde, lo que contrasta con las declaraciones que hizo el pasado viernes a Diario de Cádiz en las que aseguraba sentirse "ilusionado" y mostraba su "disponibilidad" ante lo que parecía una inminente entrada en el Gobierno Municipal. Sin embargo, dos días antes el alcalde no quiso dar por segura su presencia en el equipo de Gobierno alegando que se estaba en "conversaciones".

En la mañana de ayer se iniciaron los trámites para formalizar la renuncia de Ignacio Colón a su acta de concejal (el desencadenante de la entrada de Mariola Tocino en la Corporación) mediante la celebración de un pleno extraordinario. En base a la lista que presentó el Partido Popular a las pasadas elecciones municipales, tras la marcha de Colón le correspondía ocupar su hueco a Rafael Orrequia. Tal y como marca la Ley Electoral, el acta de edil es suya de pleno derecho, por lo que podría haberla cogido, con o sin responsabilidad de gobierno o, incluso, sin adscribirse al partido con el que concurrió a las elecciones (como el caso de Fernando Gago). Sin embargo, las conversaciones mantenidas durante el fin de semana lograron convencer a Orrequia para que renunciara a ese derecho y así se pudiera dar paso a la siguiente en la lista, Mariola Tocino.

Finalizado el pleno y la comparecencia pública, Orrequia se personó en el despacho del secretario municipal para hacer oficial su renuncia. Esto se comunicará en breve a la Junta Electoral Central, órgano que autorizará en última instancia la entrada en la Corporación de Mariola Tocino. Una vez dé su visto bueno y lo comunique al Pleno, podrá tomar posesión de su acta, un hecho que se estima que pueda producirse en la próxima sesión plenaria ordinaria, que se celebrará en junio.

Mariola Tocino, de 38 años de edad y empresaria de profesión, se encargará del Área de Bienestar Social, que la pasada semana dejó Beatriz Fuentes (ahora está al frente de Medio Ambiente). Tendrá dedicación exclusiva por lo que percibirá unos 45.100 euros. Hasta ahora, la nueva edil era consejera por el PP de la empresa municipal de vivienda, Suvipuerto. Este cargo lo tendrá que dejar ya que los estatutos de las sociedades municipales establecen que en sus consejos de administración sólo puede haber un máximo de dos ediles de la corporación, además del presidente, que es el alcalde. Actualmente forman parte de él el andalucista Antonio Jesús Ruiz y el socialista Ignacio García de Quirós. El PP no indicó ayer cual será el sustituto de la futura concejala en la empresa municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios