Violencia de género

Prisión preventiva para el hombre que apuñaló a su mujer en El Puerto

  • La hirió de muerte con una navaja cuando se encontraba comprando en un establecimiento del centro de la ciudad · La pareja había iniciado los trámites de separación

Comentarios 36

El titular del juzgado de instrucción número cuatro de El Puerto ha decretado el ingreso en prisión preventiva del hombre que ayer causó la muerte a puñaladas de su ex mujer en pleno centro de esta localidad gaditana tras una discusión.

Fuentes cercanas al caso han explicado a Efe que el agresor J.L.G.R., de 56 años, ingresará hoy en prisión preventiva en el centro penitenciario Puerto II del municipio gaditano, a la espera de que se celebre el juicio en unos seis meses. Se le ha imputado un delito de homicidio, por el que le podría caer una condena de entre 15 y 20 años, según han añadido las fuentes.

El detenido ha estado prestando declaración durante toda la mañana en el juzgado número cuatro de El Puerto, especializado en temas de violencia machista, tras pasar la noche en dependencias policiales.

Antecedentes

María Victoria Martínez Jiménez, de 49 años de edad, fue asesinada ayer por su marido mientras se encontraba comprando en un asador de pollos de la céntrica calle San Juan de El Puerto de Santa María. La pareja, ambos nacidos en Sevilla aunque llevaban muchos años residiendo en El Puerto, estaba en trámites de separación. 

El supuesto autor, José Luis García Rodríguez (de 56 años de edad), fue detenido a lo pocos minutos de la agresión por parte de la Policía Nacional gracias a que el responsable del establecimiento, ayudado de un empleado de otro comercio cercano donde ocurrieron los hechos, logró reducirlo tras herir de muerte a la víctima.

Todo ocurrió en torno a las tres menos cuarto de la tarde de ayer. Según relataron testigos presenciales de la agresión, José Luis García apareció súbitamente en el establecimiento, donde había entrado minutos antes su mujer. Ambos iniciaron entonces una fuerte discusión. De forma repentina, el individuo sacó un arma blanca (todo apunta a que fuera una navaja) y le asestó varias puñaladas. La mujer quedó malherida en el suelo del establecimiento.

Según ha podido saber este periódico, la discusión fue tan sonada que había alertado a varias personas que había en los alrededores. De hecho, una llamada anónima alertó al servicio de emergencias 112 de la pelea. Los efectivos de la Policía Nacional ya se dirigían al lugar cuando se produjo la agresión mortal.

El encargado del establecimiento, ayudado de otra persona que acudió al local al oír la fuerte discusión, se abalanzó sobre el agresor lográndolo reducir en la puerta del local. De este modo, ambos pudieron retenerlo mientras llegaban los efectivos policiales.

Una ambulancia se encontraba en las inmediaciones de la zona por lo que también fue rápida la intervención sanitaria. Tras unos primeros intentos de reanimación, y en vista de la gravedad de las heridas, se decidió su traslado inmediato al hospital Santa María del Puerto.

En el centro hospitalario poco se pudo hacer por salvar la vida de la víctima. Está previsto que a lo largo de la jornada de hoy se realice la autopsia al cadáver, en la que se determinarán más detalles de las heridas de muerte provocadas por la navaja.

Mientras, el agresor fue trasladado a la Comisaría de la ciudad a la espera de que sea puesto a disposición judicial a lo largo de la jornada de hoy, cuando se decidirá su internamiento preventivo en prisión.

Al parecer, tal y como confirmaron tanto la Subdelegación de Gobierno como amigos cercanos al matrimonio, la pareja se encontraba en trámites de separación. Tenían tres hijos, todos ellos mayores de edad. No obstante, este periódico ha podido saber que en noviembre del año pasado, el supuesto agresor presentó una denuncia por supuestas amenazas por parte de la víctima. Por este motivo, María Victoria Martínez debía cumplir una orden de alejamiento hacia su marido.

Posteriormente, en diciembre fue ella la que presentó otra denuncia por supuestos malos tratos contra su pareja. Según relataron personas del círculo cercano a la víctima, ella había alertado de su situación varias veces al Instituto Andaluz de la Mujer, pero "no le habían hecho caso". Estas mismas fuentes apuntaron que la víctima llevaba varios meses planteándose abandonar la ciudad para alejarse de su marido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios