La Policía Nacional imparte una jornada sobre riesgos de Internet

  • La ponencia está dirigida a jóvenes, padres y educadores de diferentes centros de enseñanza

La Policía Nacional ha impartido en El Puerto una jornada informativas sobre los riesgos a los que se exponen los jóvenes si no hacen un buen uso de Internet, y en la cual los padres y educadores juegan un papel fundamental. La actividad, en la que participaron miembros de AMPAS y la comunidad educativa de varios centros de la provincia, está integrada en el proyecto Alumno Digital, organizada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Así mismo, la jornada ha servido para implantar la figura del alumnado ayudante digital en el IES Mar de Cádiz de El Puerto.

La jornada, organizada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, ha estado enmarcada en una actividad intercentro en la participaron unos 40 docentes y padres de diversos centros educativos de la provincia. Ésta tenía como fin implementar la prevención del ciberacoso mediante la figura del alumnado ayudante digital, ya implementado en otras localidades gaditanas.

"Internet puede ser una herramienta útil o puede ser un arma si no se usa correctamente"

Este medio ha contactado con la delegada de Participación Ciudadana de la Policía Nacional e inspectora del mismo cuerpo, Pilar Martín, quien ha detallado los riesgos a los que se expone un menor. "Internet puede ser una herramienta útil, pero puede llegar a convertirse en un arma si no sabemos utilizarla correctamente". La inspectora afirma que "estas jornadas están dedicadas a que los alumnos comprendan que estos riesgos existen si no se hace buen uso de internet. De este modo enfatizamos en algunas actividades peligrosas como es el grooming, acción en la que un adulto se hace pasar por un menor a través de las redes sociales para obtener imágenes y contenido privado del menor para llevar a cabo un chantaje; el senting, envío de contenido privado de manera consentida pero que puede ser utilizada para atacar a modo de venganza por otros menores; la tecnoadicción de los adolescentes a los videojuegos o a las redes, que hace que no rindan en la escuela o se aíslen completamente, etcétera", recalcó Pilar.

Así mismo, la policía lo que pretende es que los jóvenes sigan las pautas para evitar este tipo de sucesos desagradables que pueden influir en el desarrollo personal del menor. En palabras de la inspectora, "los padres juegan un papel fundamental, no hay que despojar al menor del dispositivo móvil porque puede obtener fácilmente otras vías de acceso a estos peligros. Hay que informar a los adolescentes de estos peligros y formarlos para que los sepan evitar. Es como conducir, al principio recibes clases para manejar un vehículo, el cual puede llegar a ser peligroso si no sabemos usarlo. Pues esto es igual, tenemos que formar a los menores antes de dotarlos de un dispositivo que aporta muchas ventajas pero también peligros", concluye Pilar Martín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios