Plantean agilizar los permisos de luz y agua a las viviendas ilegales

  • Urbanismo proyecta que con fotografías aéreas se pueda acreditar la antigüedad de la vivienda para acceder a los suministros · Las autorizaciones tendrán carácter excepcional y se estudiarán individualmente

Equipo de Gobierno y entidades que representan a los diseminados ilegales mantienen sus amplias diferencias en torno a la concesión de permisos de suministros (luz y agua) a viviendas al margen del planeamiento. El Área de Urbanismo insiste en una serie de condiciones que deben cumplir las edificaciones para que obtengan la autorización mientras que los diseminados reclaman que éstas no sean tan exigentes para que pueda beneficiarse a un mayor número.

El equipo de Gobierno ha presentado dos propuestas de protocolo donde se regula las condiciones en las que se podrán acceder a estos suministros que no difieren en lo básico: los requisitos que deberán tener las viviendas. Éstas se basan en un informe del asesor jurídico del Área de Urbanismo, Pedro García Retortillo, que realiza un análisis de toda la normativa que regula las edificiaciones al margen de la ley.

Resumiendo, el informe establece que el Ayuntamiento, para no incurrir en problemas legales, podrá conceder el suministro a viviendas cuya infracción urbanística haya prescrito (establecido en cuatro años), que no estén construidas en suelo protegido y ni haya que hacer obras de urbanización para el enganche. A estos condicionantes, el equipio de Gobierno le añadió una que no gusta especialmente en los colectivos vecinales. Ésta es que la unidad familiar deberá acreditar que ésta es su única vivienda mediante la acreditación por parte de un trabajador social. Asimismo en el protocolo se advierte de que todos los permisos deben tener "carácter excepcional" y "ponderarse de forma extremadamente cautelosa".

Durante estos días, se producirán nuevos encuentros tanto con Fevema como Coave, las dos entidades que representan a la casi totalidad de los diseminados ilegales del término municipal, para tratar de consensuar un documetno.

El protocolo presentado hace unas semanas difiere del propuesto hace unos meses en que pretende agilizar las solicitudes, según explicó la concejala de Urbanismo, Patricia Ybarra. Se plantea que todas las solicitudes se gestionen a través de las dos asociaciones de diseminados. Incluso se les propone que elaboren un estudio sobre las viviendas que podrán verse beneficiadas.

Asimismo se facilitaría la tramitación y la documentación que deben presentar los propietarios que lo soliciten. Así por ejemplo, para certificar la antigüedad de una vivienda bastará con presentar fotografías aéreas que se podrán consultar en el Área de Urbanismo. Y para certificar que no es necesario realizar obras de urbanización bastará con un escrito y fotografías que presente las federaciones de asociaciones. Por último, un trabajador social estará a disposición de los diseminados en la oficina técnica de emas que gestiona la empresa municipal Serecop.

No obstante, este documento está pendiente de cerrarse en próximas semanas antes de ser respaldado finalmente por el Pleno Municipal para su entrada en vigor. Asimismo está previsto que en los próximos días representantes de estas entidades mantengan un encuentro con Territorio y ciudad, la empresa que está elaborando el nuevo PGOU (Plan General de Ordenación Urbana).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios