El PP cambia de estrategia

  • La formación que lidera Germán Beardo evoluciona desde el "no" a todo hasta apoyar en el pleno de ayer destacados asuntos como el pliego de playas y pinares o un nuevo impulso al Peprichye

La sesión de pleno extraordinario celebrada en la mañana de ayer tuvo algunas sorpresas, o al menos dejó ver un cambio de paso en lo que ha sido hasta ahora la tónica general del principal partido de la oposición, el Partido Popular. Si prácticamente desde el inicio del mandato el latiguillo del PP había sido el "no" a todo por sistema, con la clara intención de socavar la moral del gobierno municipal, parece que el nuevo liderazgo ejercido por Germán Beardo va a traer consigo un cambio de estrategia, sin duda más inteligente para los intereses futuros de la formación.

Así, dos asuntos destacados salieron adelante gracias al voto afirmativo del PP, el pliego para contratar el servicio de Playas y Pinares para los próximos cinco años, y una modificación del Plan de Ajuste para contratar nuevos trabajos de cara a la aprobación inicial del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del casco Histórico y su Entorno (Peprichye). El argumento del PP para dar su apoyo a ambos asuntos fue prácticamente el mismo, recordando que son un partido con aspiraciones de gobierno y que cuanto más trabajo haya adelantado para cuando lleguen al sillón de Peral mejor.

José Luis Bueno ya es el nuevo concejal de Izquierda Unida, sustituyendo a Chacón

Esta nueva estrategia del PP, en positivo y sin histrionismos, chocó durante la sesión con las intervenciones de otros ediles como el concejal no adscrito, Carlos Coronado, o la portavoz de Ciudadanos, Silvia Gómez, que prácticamente abroncaron al bipartito -sobre todo la edil de la formación naranja- asegurándoles que tenían los días contados al frente de la Corporación.

En cuanto al pliego de condiciones para contratar el servicio de Playas y Pinares, el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, explicó que el objetivo principal es mejorar las playas, además de haberse incluido las reivindicaciones de los trabajadores y suponer el nuevo contrato un ahorro de 200.000 euros anuales.

El pliego garantiza la subrogación de toda la plantilla y prevé aumentar las jornadas de los 37 trabajadores fijos discontinuos, que trabajarán cada año desde el 15 de abril hasta el 15 de octubre, seis meses al año.

Buena parte de la sesión estuvo marcada por la entrada en vigor, el 9 de marzo, de la nueva ley de contratos, lo que ha obligado a llevar a pleno con premura asuntos como la contratación de estos nuevos trabajos del Peprichye o la compra de chalecos para la Policía Local. Este último asunto también salió adelante gracias a la abstención del PP y de Levantemos. Silvia Gómez, por su parte, cumplió lo anunciado en el pleno anterior y no apoyó ninguna de las modificaciones del Plan de Ajuste que se proponían, reclamando además en reiteradas ocasiones -como el resto de la oposición- la aprobación de los presupuestos municipales.

Una de las frases más criticadas por la oposición fue la del edil de Urbanismo, Ángel Quintana, instando a apoyar el punto del Peprichye por considerarlo "de vida o muerte", lo que enfadó a todos los portavoces y en especial a Pepe Oliva, que recordó que hay otras muchas carencias sociales que sí son "de vida o muerte para muchos portuenses". Para Silvia Gómez, estas palabras de Quintana fueron un intento de "coacción" y vaticinó al bipartito que se irá "sin aprobar el Peprichye" .

El debate sobre este documento lo cerró el alcalde, David de la Encina, que recordó que la historia del Plan arrancó en 1993 "y ahora se nos pide a nosotros toda la responsabilidad".

En la sesión de ayer tomó también posesión como nuevo concejal de Izquierda Unida José Luis Bueno Pinto, que en principio llevará las concejalías que dejó vacantes el dimitido Antonio Chacón, es decir, Medio Ambiente, Comercio, Playas, Agricultura y Pesca.

A la sesión extraordinaria celebrada ayer faltaron los ediles Rocío Luque (Levantemos), Javier Cuvillo (Ciudadanos) y Damián Bornes, Alejandro Merello y Gonzalo Ganaza por parte del PP. Los portavoces de las diferentes formaciones felicitaron al nuevo edil, que prometió su cargo dejando clara su condición de republicano convencido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios