El nuevo PGOU podría estar aprobado en 2010 si se agilizan los trámites

  • No obstante, el equipo redactor tiene posibilidad de pedir prórrogas a los plazos fijados por Urbanismo, que podrían provocar que los trabajos se alargaran hasta 2012 sin que sea penalizado económicamente

El pasado miércoles se abrió el plazo de presentación de ofertas para la elección del nuevo equipo redactor que deberá reelaborar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad. Éste concluirá el próximo 3 de marzo; al día siguiente se reunirá la mesa de contratación que conocerá las propuestas presentadas. Una semana después, se sabrá la mejor oferta que deberá ser ratificada por el pleno de la corporación.

Esto es en resumen lo que debe pasar hasta marzo en todo lo concerniente al nuevo Plan General. El pliego de condiciones que rige el concurso establece una cronología que tendrá que cumplir el equipo redactor.

Sin embargo, el Área de Urbanismo ha previsto la posibilidad de flexibilizar estos plazos. La empresa elegida podrá solicitar prórrogas por un máximo de dos años, aunque éstas deberán ser autorizadas por la Junta de Gobierno Local.

Por tanto, y haciendo una previsión optimista, el ordenamiento podría entrar en vigor en septiembre de 2010. Pero para ello deberían cumplirse a rajatabla todos los plazos por parte del equipo redactor, el Ayuntamiento tendría que agilizar su tramitación y la Junta no debería hallar inconvenientes de relevancia en el nuevo PGOU. Cualquier controversia que pueda surgir en el proceso de tramitación o modificaciones que ordene realizar el organismo autonómico, provocará que estas previsiones queden sin validez.

No obstante, el pliego le da la posibilidad al equipo redactor de alargar sus trabajos hasta 2012 (ya en el siguiente mandato municipal) sin que sea penalizado económicamente por el retraso.

Tal y como se acordó en pleno, el precio de licitación para la contratación del nuevo equipo redactor será de algo más de dos millones de euros. En el proceso de baremación, se puntuará mayormente a las empresas con experiencia en la elaboración de planes generales. La presentación de una oferta económica menor a la del precio de licitación será un aspecto que apenas será valorado.

Una vez se elija el nuevo equipo redactor, tendrá tres meses para elaborar un documento previo del Plan General, en el que deberá analizar la situación actual, los problemas existentes y posibles soluciones así como un esbozo del ordenamiento que hará.

Ya será en 2009 cuando tenga que presentar el documento de aprobación provisional 2 del PGOU. Entonces, el ordenamiento deberá exponerse públicamente para que se presenten alegaciones. Antes de que acabe el próximo año deberá darse una contestación a estas reclamaciones.

Siguiendo con esta previsión de plazos, en febrero de 2010 tendrá que ser debatido en pleno la aprobación provisional 3 del nuevo ordenamiento, el documento que deberá ser remitido a la Junta de Andalucía para que le dé el visto de bueno definitivo.

El organismo autonómico tiene un plazo de seis meses para dar una respuesta. No obstante, a lo largo de este periodo puede solicitar modificaciones en el documento, situación en la que dicho plazo se paraliza de forma cautelar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios