Obras Públicas da la callada por respuesta ante el retraso del puente

  • La esperada infraestructura no podrá entrar en uso en tanto no se acometan las siguientes fases que restan por ejecutar

Comentarios 8

La Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía ha dado hasta ahora la callada por respuesta a las recientes críticas del Partido Popular sobre "la chapuza", en palabras de Teófila Martínez, en la que se han convertido las obras de conexión de las variantes de Rota y de Los Puertos. El flamante puente que se vendió hace años como la panacea para los atascos que cada verano sufre la ciudad está ya prácticamente terminado después de dos años de obras y cuenta incluso con detalles como las barandillas perfectamente pintadas y protegidas por metacrilato con el logotipo de la Junta de Andalucía, una serie de motivos decorativos que se han instalado en los soportes del puente a su paso por el centro comercial El Paseo e incluso la señalización viaria, perfectamente instalada pero que no sirve para nada ni servirá durante mucho tiempo, ya que al parecer la Junta no tiene intención de poner en uso este tramo en tanto no estén terminadas las siguientes fases de la infraestructura, dos actuaciones más, la primera de ellas aún en proceso de adjudicación. Pueden pasar, por tanto, años hasta que se pueda circular por el nuevo puente, que se incluyó como punto estrella en el pacto de gobierno suscrito en 2003 entre el PSOE e Independientes Portuenses.

Las obras de este primer tramo de la nueva infraestructura arrastran un retraso de ocho meses, pero en realidad su conclusión no servirá de nada en la práctica hasta que no se pueda conectar el tramo que desemboca en el polígono industrial con la segunda fase de los trabajos. ¿Para qué entonces se instalan detalles como los indicadores o las barandillas?, se preguntan muchos portuenses cuando pasan bajo el puente que en teoría debía conectar ya la variante de Rota con la salida hacia la autopista A-4 por el Poblado de Doña Blanca. Parte de la culpa del retraso la ha tenido la modificación del proyecto inicial, que cambió los dos carriles previstos en un principio por cuatro carriles. De las dos fases que restan por ejecutar la Junta nunca ha dado demasiadas explicaciones públicas hasta la fecha, así que se desconoce qué plazos baraja Obras Públicas para poner en uso finalmente esta nueva infraestructura viaria.

El puente termina actualmente en un "despeñadero", según señalaron textualmente los dirigentes del Partido Popular que visitaron la zona el pasado sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios