Crítica de Teatro

La 'Movida' de los 80

Un momento de la la obra 'La luna me mata', con el actor portuense Juanjo Macías. Un momento de la la obra 'La luna me mata', con el actor portuense Juanjo Macías.

Un momento de la la obra 'La luna me mata', con el actor portuense Juanjo Macías.

Comentarios 0

El actor portuense jugaba en casa y eso que en fútbol es una ventaja, en teatro, muchas veces, es un hándicap porque, como dice el refrán, nadie es profeta en su tierra y los nervios pueden jugar malas pasadas, pero en esta ocasión, no ha ocurrido nada de eso, Juanjo Macías ha sido profeta en su tierra, ha llenado el teatro y ha vuelto a ponerse los zapatos de los cuatro personajes a los que había dado vida hacer dieciséis años en esta función en clave de cabaret que en su momento pudimos ver en la Sala Poniente de nuestra ciudad.

Como entonces, vuelve a trasladarnos a los años de la "movida", a aquellos años 80 que tan lejanos nos parecen por tantas cosas como han pasado desde entonces. Volvemos a escuchar la música de aquellos años, la forma de vestir y los tipos y personajes de la farándula, del cine, el teatro, el arte y la música, todo a través de Juanjo Macías, solo en el escenario, solo en el bar "La luna me mata", que nos transmite las ideas de aquello años y la forma de vida a través de anécdotas y situaciones muy bien resueltas.

Juanjo Macías se transforma en cuatro personajes, cada cual más curioso, Kisko, un hombre que se niega a crecer y que de vez en cuando pone anuncios en la sección de "clasificados" a ver lo que encuentra, Servando, que acude a su cita, al que le encanta la copla y….los hombres, el Yeti, hombre sencillo amante de las mujeres y el gazpacho y Maricruz, lectora incansable de novelas de Corín Tellado y a través de cada uno de ellos vamos descubriendo como se vivían aquellas noches locas de Madrid, a la vez que vamos descubriendo la forma de vida de cada uno de ellos, forma de vida en sus casas, con sus familias, en sus trabajos, todo lo cual no tenía nada que ver con la forma de vivir la noche que es lo que vemos en el escenario.

Estos cuatro personajes, todos ellos interpretados por Juanjo Macías, entran y salen de un bar en busca de lo que, al igual que ahora se busca en los locales nocturnos, compañía, alcohol, sexo si se puede o simplemente encontrar a alguien que te escuche mientras suena una música que en este caso es la los grupos y los cantantes pop de aquella época. Se escuchan temas de La Unión, Bonnie Tyler, Gabinete Caligari e incluso una copla que canta el actor en directo y que el público premió con una ovación.

Al hacer este nuevo montaje, les surgió la duda de si sería preferible respetar el texto tal como se escribió y representó en su día o actualizarlo, pero, finalmente se pensó que era mejor mantenerlo tal como se creó en esos momentos en que empezaban a respirarse aires de libertad. Se habla con frescura y descaro. Los personajes son muy vivos y frescos y son muy reconocibles, muy de la calle. Para hacerlo todo mas creíble, se incluyen varios vídeos del interior del bar grabados en La Caja Negra en los que aparece mucha gente conocida, como Cristina Almazán, Beatriz Cotobal, Marga Martínez…… vestidos todos de los ochenta. Esto ayuda además a redondear el espectáculo. También se proyecta una película original realizada en aquella época que sirve de transición entre los distintos personajes que el actor interpreta.

La función es fruto de la unión del esfuerzo de dos hombres que trabajaron juntos en muchas ocasiones, el propio Juanjo Macías que tiene tras sí importantes éxitos en el teatro, el último de ellos su papel de Mefistóteles en "Fausto" y por otra parte, el productor Manuel Álvarez que ha dirigido varias obras de Juan Carlos Rubio que hemos visto sobre este mismo escenario.

El público se divirtió mucho y no dejó de reírse durante toda la función, al final de la cual premio al actor con una cálida ovación.

más noticias de EL PUERTO Ir a la sección El Puerto »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios