Malestar en las filas del PP tras la cena homenaje a Carlos Montero

  • Algunos militantes critican que se haya usado el acto como una campaña en favor de Moresco para la ejecutiva local

La cena de homenaje al edil de Policía Local, Carlos Montero, que se celebró el pasado viernes en la bodega El Cortijo, ha servido para provocar un cierto malestar en el seno de la agrupación local del Partido Popular, según se desprende de las críticas de uno de los miembros del comité local del partido, Maica Pacheco. Esta veterana militante, a través de una carta -a la que ha tenido acceso este periódico- enviada a dos compañeros de partido, asegura sentirse "engañada y estafada" cuando se encontró, ella y "muchos de los allí presentes", con la sorpresa de que "no sólo se homenajeaba a Carlos Montero sino también al alcalde, Enrique Moresco", a quien también se le entregó una placa.

En el escrito firmado por Maica Pacheco se considera que con este acto se ha querido aprovechar por parte de algunos "para hacer campaña a favor de Enrique Moresco" en vista del futuro congreso local del partido para elegir a su presidente, en perjuicio de Aurelio Sánchez, quien actualmente ostenta el cargo. Y mientras, explica, se le han "quitado honores" al propio Carlos Montero. Pacheco llega a describir esta situación como "una guarrada". Esta componente del comité local (que se presentó en la lista de la formación para las elecciones de 2003) entiende que todavía no es el momento para llevar a cabo este tipo de actos en pro de una u otra candidatura, pues aún queda tiempo para las elecciones en la ejecutiva local.

Además, Maica Pacheco ve un agravio en el hecho de que fuera la diputada provincial Laura Seco, en representación del PP, quien dirigiera unas palabras a los asistentes, en lugar de Aurelio Sánchez. A éste, por ser diputado nacional, le correspondería dirigir las palabras, pues como apunta Pacheco, el protocolo establece que él es la "máxima autoridad de la provincia", por encima incluso del delegado del Gobierno, subdelegado, juez decano y otras autoridades civiles".

Con la carta, dirigida a Valentín Graña y María del Carmen Valencia, Maica Pacheco pretende conocer quiénes fueron los organizadores del acto, pues no fue oficialmente el Partido Popular como tal (aunque lógicamente muchos de los presentes fueran militantes o simpatizantes) ni tampoco el equipo de gobierno, sino en teoría ciudadanos a título particular con el fin de dar su apoyo al concejal de Policía Local. Pacheco insiste en conocer quiénes fueron los organizadores "para saber cuándo no tengo que asistir a otro evento" que haya sido organizado por ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios