La Junta reducirá las ayudas para la 5ª fase de las obras de peatonalización

  • El delegado provincial de Comercio visitó los trabajos ya ejecutados y si bien se comprometió a cofinanciar la próxima actuación, en Pagador y Plaza de España, anunció que habrá que disminuir la partida prevista

El delegado provincial de Turismo y Deportes, José María Reguera, estuvo ayer en la ciudad y visitó las obras de Urbanismo Comercial que se están acometiendo en la calle Misericordia, así como las ya ejecutadas pertenecientes a fases anteriores del mismo proyecto, cuyo objetivo final es la puesta en marcha del Centro Comercial Abierto. El delegado estuvo acompañado por el concejal de Comercio, Francisco Aguilar, con quien previamente había mantenido una reunión para hablar de la nueva fase de estas obras de peatonalización que afectarán a zonas como la calle Pagador y la Plaza de España.

El delegado provincial de Turismo explicó que para poder subvencionar la quinta fase de los trabajos habrá que firmar un convenio con el Ayuntamiento dentro de este mismo año, aunque como advirtió "el Ayuntamiento tendrá que reajustar su petición inicial para adecuarla a los recursos económicos disponibles". Así, como indicó, el proyecto que plantea el Ayuntamiento tiene un coste de 1,8 millones de euros de los cuales la Junta de Andalucía financiaría la mitad, mientras que la propuesta de la Consejería es que el proyecto se reajuste de manera que el montante total de las obras supusiera una inversión de 1,2 millones de euros, de los cuales igualmente la mitad correrían a cargo de la Junta. El concejal de Comercio fue bastante receptivo a la hora de valorar esta propuesta del delegado, ya que como dijo "habrá que replantear el proyecto pero no habrá problema. El edil, que agradeció la colaboración prestada por el delegado, explicó que ahora la Concejalía de Comercio analizará cómo afrontar la reducción presupuestaria, bien barajando otras fuentes de financiación o prorrateando el proyecto de la quinta fase e incluyendo las obras que se vayan a quedar fuera en las dos siguientes fases, la sexta y la séptima que conforman el proyecto definitivo.

La comitiva visitó entre otras zonas la calle Misericordia, donde actualmente se realizan las obras de la cuarta fase del proyecto, aunque como explicó Francisco Aguilar todavía no se ha decidido si la calle quedará por fin totalmente peatonal o se permitirá el paso de vehículos. Como abundó el edil "la decisión final sobre el carácter de cada calle no se decidirá en tanto no esté aprobado el Plan de Movilidad, que condicionará todo el tráfico rodado del centro de la ciudad". Este plan está de momento en fase de proposiciones y una vez terminado, condicionará el tráfico en toda la ciudad. Hasta entonces, las calles en las que se han realizado actuaciones de Urbanismo Comercial permanecerán como están hasta la fecha, abiertas al tráfico en el caso de la calle Misericordia.

El delegado de Comercio, por su parte, indicó que la decisión sobre la quinta fase de las obras se tomará probablemente en este mismo mes de julio y tras la firma del convenio el Ayuntamiento dispondrá de seis meses para el inicio de las obras. De este modo, la intención del Ayuntamiento es enlazar el final de la cuarta fase de los trabajos, que terminará por la Plaza de la Herrería, con el comienzo de la quinta fase a través de la calle Pagador. "No queremos que haya interrupción entre una fase y otra", explicó Aguilar, quien destacó el buen ritmo que llevan las obras del primer tramo de Misericordia a pesar del parón de una semana que sufrieron por la aparición de restos arqueológicos el pasado mes de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios