La Junta deslinda otra cañada del convenio de 1997

  • La colada del Cementerio discurre tras los pisos del grupo de San Isidro

Recientemente se ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el deslinde definitivo de una de las vías pecuarias que se incluyó en el convenio de colaboración que la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento firmaron en 1997. En esta ocasión ha sido la colada del Cementerio, que discurre por las traseras de los pisos del grupo San Isidro Labrador, en la avenida de Sanlúcar.

Este camino, a pesar de estar totalmente urbanizado, ya forma parte del catálogo de vías verdes del término municipal. El tramo deslindado es de 343 metros de longitud. La colada es lo poco que queda de una antigua vía pecuaria del mismo nombre que discurría por lo que hoy es la avenida de Sanlúcar (de hecho aún tiene que deslindarse un tramo para que pueda desarrollarse la actuación residencial prevista en los alrededores de la ermita de Santa Clara).

Fue en el año 2000 cuando la Consejería de Medio Ambiente inició el proceso de deslinde. En 2006 se archivó el procedimiento debido a que era necesario una actualización de los datos realizados hasta entonces. La tramitación se reabrió poco meses después concluyendo el pasado 27 de noviembre con la resolución de la Consejería de Medio Ambiente donde se establecía el deslinde definitivo.

Con la colada del Cementerio, son cinco las vías pecuarias deslindadas por la Junta desde la firma del convenio en 1997. Éste recogía la delimitación de 20. Por tanto, de los más de 85 kilómetros de vías pecuarias que tiene el término municipal, sólo se han delimitado 14,8 kilómetros. Las deslindadas son la vereda de la Ermita de la Sierra de San Cristóbal (de 2,5 kilómetros de longitud), la del Hato de la Carne (de 3,853 kilómetros y realizado en 2003) y las de Villarana y del Canuto (hechas en este año con una extensión de 5,8 y 2,2 kilómetros respectivamente). Mientras tanto, continúa tramitándose los expedientes de la cañada del Esquivel (de más de 6,6 kilómetros) y de la del Verdugo, que será también desafectada en las zonas que actualmente han sido usurpadas por parcelaciones y viviendas ilegales.

De los más de 85 kilómetros de vías pecuarias que tiene el término municipal, 28,1 son de cañadas reales (que deben tener un ancho de 75 metros), 4,6 de cordeles (de 37,50 metros), 49,6 de veredas (de 20 metros) y tres kilómetros de coladas (cuyo ancho es variable), según los datos que tiene la Delegación Provincial de Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios