GSC planteó al Ayuntamiento dejar el servicio de socorrismo hace un año

  • Este jueves se aprobó por urgencia y sin motivos claros la cesión del contrato a otra empresa, después de que GSC renunciara a él por no considerarlo rentable

Comentarios 3

La empresa GSC ha asegurado que hace un año notificó al Ayuntamiento la posibilidad de dejar el servicio de socorrismo y salvamento en playas. Hace un mes, Hacienda informaba a GSC de la obligación de facturar los servicios con el 16 por ciento de IVA (algo que no hacía desde junio de 2006, cuando comenzó la actual concesión). Y, según explicó el concejal de Protección Civil el pasado jueves, la renuncia formal al contrato que ostentaba llegó el día 30 de mayo.

Sin embargo, deprisa y corriendo se aprobó este jueves en el pleno municipal la cesión del servicio a una especializada en el sector, Team Rescue. Una urgencia que sólo defendió el propio concejal de Protección Civil, mientras la oposición pedía que se pospusiera hasta el martes próximo, para analizar con detenimiento el expediente. Y es que, como se quejan PSOE e IU, la información sobre el asunto les fue facilitada cuatro horas antes de que comenzara el pleno municipal. Ni siquiera el alcalde, Enrique Moresco, entendió las explicaciones de Montero para tratar el asunto con tanta urgencia, quien argumentaba que no es viable que este fin de semana comience a trabajar una empresa y al siguiente cambie a la otra, con todo el trasvase de personal y de material que supone.

Según explican desde GSC, el servicio de socorrismo ya no es preferente para la empresa, de modo que, al tener que facturar con el 16 por ciento de IVA, "los números ya no cuadran". Eso sí, tendrá que cobrar los 530.000 euros que le debe el Ayuntamiento, a pesar de que haya renunciado a los intereses de demora (unos 60.000 euros), ya que el Ayuntamiento no le pagaba nada desde 2006 precisamente por el tema del IVA.

El portavoz del PSOE, García de Quirós, señala que puede entender que la empresa quiera desahacerse de un contrato que no es rentable, pero censura la poca transparencia del equipo de Gobierno a la hora de aprobar la cesión con tanta urgencia. Y por su parte, la portavoz de IU, Pepa Conde, duda de que la empresa desconociera la obligación de facturar con IVA, y se pregunta cómo va a hacer la nueva empresa para que le sea rentable un servicio que no lo es para la otra. Por ello, critica que sean las empresas las que tengan que imponer sus criterios al Ayuntamiento y no al revés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios