Dolor y Sacrificio presenta un libro sobre la hermandad tras 50 años de historia

  • El volumen ha sido redactado por Juan Beuzón y Francisco González Luque

Como colofón a los actos que se han celebrado por el 50 aniversario de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima del Dolor y Sacrificio de El Puerto, la propia hermandad, con la colaboración del Ayuntamiento y La Caixa, ha editado un libro cuyos autores son Juan Beuzón Zarzuela y Francisco González Luque. El libro, ilustrado convenientemente con una selección de fotografías, pertenecientes al archivo de la hermandad, al historiador y fotógrafo Iván García de Quirós y a uno de sus autores, González Luque, condensa con rigor y carácter divulgativo a la vez, gran cantidad de información repartida en varios capítulos. Después de rescatar los principales aspectos históricos de esos 50 años se indaga en la vida interna de la hermandad para dar a conocer no sólo sus fines, normas y peculiaridades sino también todo lo relativo a los hermanos, órganos de gobierno, cultos y actividades de distinta naturaleza desarrollados por la cofradía a lo largo de este período de tiempo. Luego, se analizan desde varios puntos de vista (histórico, iconográfico, estilístico) las imágenes titulares de la hermandad. Igualmente, dado el interés artístico de otra talla incluida en su patrimonio, los autores han querido dedicar también un capítulo a la imagen del Cristo de la Fe.

Un cuarto apartado, titulado 'La Hermandad en la calle', se dedica a la vida externa de la cofradía, es decir, al cortejo procesional, características de la estación de penitencia, insignias y enseres de ambos cortejos, los pasos y su manera peculiar de cargarlos y algunos otros detalles. También aparecen aquellos espacios que han servido de marco a cuantos momentos de convivencia han compartido los hermanos del Dolor desde 1958.

En el acto de presentación del libro, que se celebró el pasado viernes en el Edificio San Luis, se destacó que "cuando nació la idea de escribir un libro que recogiera la trayectoria de esta hermandad, sabíamos que no sería fácil encontrar la necesaria objetividad, pues glosar la vida de una hermandad supone algo más que relatar a modo de crónica los cortejos procesionales de los cincuenta martes santos". La hermandad (y los autores del libro) han cedido sus derechos a beneficio del asilo de Las Banderas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios